AEROTRASTORNADOS

¿Qué es esa palabra que tanto se escucha y lee hoy en día en las redes sociales? ¿Esa palabra que agrupa un sinnúmero de personas a lo largo del mundo que, gracias a la llegada de internet, han crecido exponencialmente en el último tiempo?

Ser un AEROTRASTORNADO es ser parte de lo que podría llamarse una religión. De la cual que muy poca gente comprende su significado. Es la misma  gente que te mirara raro si levantas la cabeza al cielo porque escuchas un avión pasar y que lo vas a buscar como loco, aunque solo sea un punto pequeñísimo, hasta encontrarlo. O que te va a poner cara de “¿Y este de qué se la da?” cuando quieras tratar de explicar por qué en Flight es imposible que Denzel Washington te voltee el avión como lo hizo.  Vas a llegar a tu casa y lo primero que vas a hacer es chequear el foro que frecuentas para estar al día con las últimas novedades aeronáuticas, ver fotos en sitios especializados y deleitarte, y en algunos casos morirte de envidia, con los reportes de viajes que pululan por internet.

Son aquellas personas que no puede dejar de, al menos un minuto al día, pensar en un avión y siempre querer estar “ahí arriba” en lugar de “acá abajo”, aunque están las excepciones: los pilotos y TCP’s (la minoría de la religión). Al fin y al cabo, llevan en la sangre la misma pasión que nosotros.

El aerotrastornado tiene una ramificación: el SPOTTER, o loquito de la cámara para el resto de la gente. Ambos están íntimamente relacionados. Podes tener la mejor cámara de todas o el celular con la cámara más chota que exista que siempre vas a estar dispuesto a cazar a todo aquello que pase por arriba de tu cabeza. Para las Fuerzas de seguridad sos un terrorista; para tus amigos y familia un “loquito que se levanta a las 5:30 AM para ir a Ezeiza”; para los automovilistas los “enfermitos de la reja”; para los vendedores de bondiolas “los que me mantienen el negocio andando”. Pero ninguno de ellos entienden la emoción que te da ver un avión acercando; esa que que te pone ansioso cuando lo ves que empieza el circuito de aproximación y que estás en climax cuando te pasa “re bajito” y dándote la mejor música que el aerotrastornado puede escuchar: la de un avión a baja altura. Solo nosotros podemos esperar durante minutos y a veces hasta horas con sol, frío o lluvia por esos no más de 30 segundos de adrenalina pura. ¡Pero que 30 segundos!

IMG_7404

Podemos estar haciendo cualquier cosa que cuando escuchamos el menor ruido indicando la proximidad de un avión no podremos evitar mirarlo. Como ejemplo, les dejo un video de una noche que estaba saliendo de cenar con toda mi familia en un conocido restaurant cercano a la cabecera 13 de Aeroparque y justo aterrizaba un 737 de AR. Se podrán imaginar que fue lo que hice, ¿no?

Peeeeroooooo……

Lamentablemente en Argentina, y hasta diría en América del sur, las autoridades competentes a la regulación aeronáutica siguen pensando que en cualquier momento provocaremos un atentado evitándonos toda posibilidad de poder disfrutar de la pasión de sacar fotos libremente. Tengo conocidos que han sido intimidados y hasta amenazados con ser llevados presos solo por estar cerca, no del otro lado, del alambrado del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Del otro lado del Océano, en España por ejemplo se han estipulado días específicos del año en los cuales la AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) permite la entrada de los spotters a la plataforma de ciertos aeropuertos con el fin de que puedan tomar mejores fotos que desde el perímetro. Obvio que con las debidas medidas de seguridad debiendo pedir permiso con anticipación y haciendo la acreditación correspondiente. También tengo entendido que en las cercanías de ciertas cabeceras del Aeropuerto Internacional de Barajas, fuera del perímetro del aeropuerto, se construyeron plataformas elevadas para poder tener mejores ángulos al momento de fotografiar. Hasta Estados Unidos, meca de la seguridad aérea luego de 11 de Septiembre, tiene en los aeropuertos de Miami y de Las Vegas lugares delimitados en los cuales la vista es muy buena y donde además se hicieron agujeros en los alambrados cercanos a fin de poner colocar la cámara a través de los mismos y que la foto no te quede arruinada. En algunos aeropuertos de ese país en las zonas dedicadas a los spotters tenes un cartel que te indica la frecuencia de la torre para que puedas escucharla con aparatos especiales.

¡Ni hablemos de las terrazas! Hasta la decada de los ’80 en el Aeroparque Jorge Newbery estaba habilitada la terraza que se encuentra en la parte más norte de la terminal, casi al lado de la torre de control. De ahí la vista a la plataforma era gloriosa y, si no me falla la memoria, también había una confitería para tomar un cafe o lo que fuese. Pobres mis viejos que han tenido que comerse tardes enteras de domingo porque el nene quería ver aviones. Les comparto una foto sacada de aquí.

Desconozco los motivos por los cuales nunca más se habilitó pero podríamos aprender de aeropuertos como Frankfurt, Schiphol o Munich en donde tienen cero dramas.

Nos habíamos quedado sin un buen lugar para pasar un buen momento pero al menos nos podíamos consolar con la zona conocida como el Cantero, que se encontraba pegado a la plataforma, no muy lejos de las escaleras que dirigían a la terraza. En ese lugar habían colocado un pequeño monumento a los fallecidos en el accidente de Austral en la localidad de Fray Bentos en 1997. Si no recuerdo mal, en el 2011 se lo cerró con motivos de la ampliación de la terminal para poder albergar una puerta de embarque más. Una buena noticia en materia de infraestructura de la estación aérea pero una muy mala para nosotros, los aerotrastornados. Acá les comparto algunas fotos que saqué desde ese lugar.

IMG_2819-1

IMG_2815-1

IMG_1272-1Esperemos que algún día podamos disfrutar nuestra pasión sin ser molestados.

Como se podrán imaginar, gente como la que describo acá existe desde que se inventó la aviación, sólo que hace unos pocos años se las agrupo bajo una palabra. Lamentablemente tengo el pensamiento que también es algo que se puso de moda en las redes sociales. Por otro lado, no conozco persona, amante o no de los aviones, que cuando pase cerca de un aeropuerto no pueda evitar el sentirse tentada de mirar, aunque sea por 2 segundos. Hasta tengo un conocido que odia volar, y lo sufre horrores cuando le toca, pero que admite que le fascina pasarse toda una tarde en Aeroparque. Eso es ser un verdadero aerotrastornado.

Anuncios

2 Respuestas a “AEROTRASTORNADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s