Reporte de vuelo: JFK-MCO por Delta

Luego de 10 muy buenos días en New York lamentablemente era momento de partir hacia Orlando. En el momento de la compra, agosto del año pasado, Delta tenía la mejor tarifa, unos 160 dólares. Salió caro porque solo compré ida. Originalmente el vuelo estaba programado en 737-800 pero a los 2 meses me llegó un mail notificando que habría cambiado de equipo y que ahora volaría en MD88. Debo admitir que mi alegría era bastante bastante grande, aunque ya  había volado en ese tipo de avión un par de veces con el hecho de que cada día van retirándolos de servicio sería una buena oportunidad para volver a volarlo. Tal vez haya sido la última.

El día del viaje cayó lunes 17 de marzo, como muchos sabrán es el día de San Patricio y en New York se festeja a lo grande, con desfile en la mismísima 5ta Avenida y todo, convirtiéndolo casi en feriado así que para mi sería mucho mejor ya que viajar al aeropuerto en subte con las valijas y la cantidad de gente que suele haber iba a ser un dolor de cabeza. Pero bueno, afortunadamente parecía un domingo en un subte de Argentina. Digo esto porque vale aclarar que en New York no existen los fines de semana en el subte, SIEMPRE están bastante concurridos. Luego de aproximadamente 50 minutos  llegué a Jamaica Station listo para tomar el Air Train hasta la Terminal 2, que es la que usa Delta para operaciones domesticas.

IMG_2097-1

Lo que queda de la Worldport, la vieja terminal de PanAm.

Ya había hecho el web check in pero el despacho de valijas dejó muchísimo que desear. A pesar de llegar temprano, que la terminal estuviese casi vacía y ser el 1ro en la fila, tardaron 10 minutos reloj en atenderme: 8 mostradores de los cuales 5 estaban abiertos pero solamente 1 estaba atendiendo porque los otro 4, cual empleados públicos de la República Argentina, estaban muy tranquilos hablando de quien sabe qué y eso que nos veían haciendo la fila, la cual a esta altura ya era bastante más importante.

Lo bueno para destacar de Delta es la aplicación móvil que tienen y el hecho de que pude reservar mis asiento desde el momento mismo de la compra y que podía cambiarlos la cantidad de veces que se me ocurriese. Aclaro que pagué la tarifa más barata. Por esta razón, el chequeo fue rápido, previo pago de 25 dólares por valija despachada en bodega y con tarjeta de embarque en mano directo a seguridad, la cual la pasé rápido ya que precavido el tipo no llevó cinturón y las zapas flojas para que el quitar y poner fuese más rápido.

Como la terminal era medio incomoda y estaba atestada de gente me fui al Delta Sky Club que estaba en la Terminal 4. Eso ya lo conté acá.

Faltando 40 minutos para la salida, con la panza llena y el corazón contento, me fui para la puerta C67 a esperar el abordaje. El avión que nos llevaría era el N973DL, de 23 años de antigüedad. Siempre voló con delta según airfleet.

IMG_2290-1

El N973DL esperándonos en la manga.

IMG_2275-1

Para este viaje, el walk around le tocó al capitán.

IMG_2276-1

IMG_2279-1

IMG_2278-1

Esperando para abordar justo vi un 787 de Aeromexico despegando por la pista 31L.

IMG_2282-1

IMG_2287Y también un 747-400 de Kalitta Air.

IMG_2295-1

Menos de 10 minutos después, y con la infaltable cola de los ansioso de por medio, empezamos a subir. Abordaje clásico, empezando por los socios Elite y los Sky Priority, las familias, personas con movilidad reducida y demás. Cuando fue el turno del resto de los mortales fui de los primeros en subir ya que tenía el asiento 34E, no recuerdo bien que cantidad de filas tenía pero creo que había 3 más. Así que aproveché para poner mis cosas tranquilo en el compartimiento superior y me siento y empiezo a ver a qué le podía sacar foto.

IMG_8129-1

IMG_8130-1

La cabina estaba impecable.

Más o menos 15 minutos después terminó el abordaje, calculo que el vuelo iba con una ocupación del 80%. Pushback, encendido de motores y a las 15:55, el horario pautado era a las 15:40, estábamos listo para rodar. Mientras lo hacíamos nos cruzamos con esto:

IMG_8135-1

A330 de Brussels Airlines y 777 de Air China.

IMG_2340-1

A330 de Lufthansa.

IMG_2348-1

El 777 “pitufo” de KLM.

IMG_2350-1

El 757 de por sí es hermoso pero si le agregas el livery de SkyTeam es resultado es muchísimo mejor.

Como estaba en uso la pista 31L, lo que hacía un rodaje relativamente corto para lo que es JFK supuse que en 15 minutos estaríamos despegados. Nada más alejado de la realidad. Tuvimos que hacer de-ice, un procedimiento que quita cualquier rastro de hielo que pueda haber en  las alas, estabilizadores y motores, lo que nos demoró como 25 minutos. Es algo que me desconcierta porque fuimos los únicos en hacerlo, la verdad que no se la razón exacta por la que nos tocó pero bueno, una experiencia nueva pero no del todo feliz ya que eso me dejó la ventanilla mojada por lo que a partir de ese momento las fotos que quise sacar no fueron nada buenas.

IMG_2356-1

Filmé el despegue pero como las ventanillas estaban aún mojadas no quedó muy bueno, pero algo es algo.

Un rápido ascenso, como en todo MD,  con el regalo de un último vistazo a la isla de Manhattan y a atravesar la capa de nubes para encontrarnos enseguida con un sol que rajaba la tierra, o mejor dicho las nubes. Esta cambio súbito de situación es la que te hace amar la aviación: pasas de un cielo oscuro y gris con lluvia a un hermoso cielo celeste profundo con un colchón de nubes blancas.

IMG_2373-1

Manhattan a lo lejos.

IMG_8137-1

Lamentablemente esta situación no duró mucho ya que más adelante nos esperaban nubes a mayor altitud. El resto del viaje, aproximadamente hora y media, transcurrió rodeados de nubes con poco para ver hacia afuera y con una claridad, producto del reflejo del sol en las nubes que me obligó a bajar la ventanilla. Y viniendo de mi, ¡eso es muy grave!

Llegó el momento del servicio a bordo y cuando llegaron a mi fila, ya con mi tarjeta de crédito en mano listo para pedir, me sorprenden con la bebida a elección, creo que elegí café, y con bolsitas: una de maní salado, otra de pretzel y una de un budíncito que estaba bastante bueno. La verdad que esta situación me descolocó, yo esperaba que me ofrecieran algo de lo que había visto en la carta pero no fue así. Había leído en todos lados que en vuelos domésticos menos la bebida, te cobraban todo, así que no se si será la política del Delta o si la tripulante andaba de buen humor (o quería perjudicar a la empresa jejej) pero demás está decir que no hice el rol de persona noble, guardé mi tarjeta (que ya bastante herida estaba la pobre) y me conformé con lo que me dieron.

IMG_2402-1

Navigation lights encendidas y landing lights extendidas y encendidas.

Falta más o menos 25 minutos para llegar empezó el descenso hacia Orlando y la verdad que lo disfruté mucho. Si bien estaba anocheciendo, las nubes negras, la lluvia y el viento hicieron que estuviera un poco más divertido de lo habitual. No sufro de miedo al volar y tampoco soy un loquito irresponsable que se metería en un Cumulus Nimbus pero de vez en cuando un poco de agite está lindo.

Luego de aproximar por el Downtown de Orlando y sobrevolar el Aeropuerto Internacional de Sandford aterrizamos 19:25, solo 25 minutos de demora, por la pista 17L lo que se tradujó en un largo rodaje hasta la puerta 78.

IMG_2405-1

IMG_2412-1

IMG_2420-1

IMG_2421-1

 

Del aterrizaje también hice un video pero se repitió la situación de la ventanilla mojada, está vez por la lluvia.

Al estar al fonde el avión con toda la paz del mundo esperé que se bajen todos y recién ahí me levanté de mi asiento. Cuando estaba llegando a la salida veo que se abre la puerta del cockpit y sale la 1er oficial (¡si, era mujer!) y aproveché para pedirle si le sacaba una foto. La verdad que muy buena onda de parte de la tripulación. No sabía que esperar con todo este tema de la seguridad, aunque reconozco que seguro en vuelo la cosa hubiese sido distinta.

IMG_8154-1

Caminamos al AirTrain que nos llevaría a la otra terminal a buscar las valijas ya que el Aeropuerto de Orlando tiene una terminal central donde se chequean todos los pasajeros y luego de ahí van a las terminales satélites según sus respectivos vuelos. Pero cuando llegué yo esto no lo sabía y la verdad que la sensación de estar yéndote de la terminal donde llegaste hacia otra sin tu valija es una sensación bastante extraña.

El equipaje llegó rápido, calculo que menos de 15 minutos y de ahí a Hertz a buscar el auto alquilado. Me quería matar cuando vi la cola que se había formado frente al counter pero los socios Gold podíamos retirarlo directamente en el estacionamiento así que un alivio, sino seguro que perdía unos 30 minutos fácil.

En conclusiones generales, el vuelo fue muy tranquilo, sin sobresaltos. La atención de Delta en el counter al momento de despachar las valijas fue pésima pero luego en el VIP, en las puertas de embarque y la tripulación a bordo mejoró muchísimo. Fue mi primera experiencia con ellos y la verdad que volvería a viajar. Además con el tema de SkyTeam, Aerolíneas y los millas es bastante tentador. Me voló la cabeza el Aeropuerto JFK aunque no tuve tiempo de conocer la Terminal 5 que pertenecía a TWA y lamenté mucho que ya hubiese demolida la T3. El tráfico de este aeropuerto es increíble en variedad. Tendré que volver y dedicarle un día entero…

Anuncios

2 Respuestas a “Reporte de vuelo: JFK-MCO por Delta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s