Recomendados para comer en New York

Como ya comenté anteriormente mi profesión en los últimos años ha sido la de cocinero (chef es una palabra muy mal aplicada) lo que se traduce en que amo comer y me fascina descubrir nuevas cosas cada vez que viajo, aunque mi límite son los bichos y animales raros que se ven en países muy lejanos y con culturas distintas a la nuestra.

Quienes me siguen en Twitter o Facebook ya saben mi fanatismo por la denominada “comida chatarra”. Podría vivir comiendo pizzas, hamburguesas, panchos, papas fritas y demás cosas tan ricas como a la vez tan poco saludables. Por eso cuando viajé recientemente a New York no podía, es más debía, dejar de ir a comer a lugares emblemáticos pero también agregué a mi itinerario otros menos conocidos que fui descubriendo en el momento y por casualidad y que resultaron igual de buenos. Enumeremos:

Advertencia: si en este post esperan lugares de alta cocina, les aconsejo que no sigan leyendo jejej.

1) Kat’s Delicatessen:

¿Qué decir sobre EL LUGAR por excelencia para comer sandwiches? La verdad que iba con una idea y con comentarios de gente que había ido pero realmente las sobrepasó. Fui un lunes al mediodía y encontré lugar de puro pedo, estaba hasta las manos. Obviamente que me senté (tenes la opción de comer parado o para llevar) ya que una cosa así hay que disfrutarla minuto a minuto. Estuve a solo unas mesas de LA MESA, esa en la cual Sally tuvo su orgasmo. La nota graciosa que estaba sentado en una mesa de 6 (ellos me asignaron ese lugar) pero al rato 2 hombres de sentaron en la misma mesa en la parte opuesta. Mi cara de asombro debe haber sido comiquísima. Al pareces es una práctica muy usual ahí jejej. La decoración del lugar es simple, con miles de fotos del dueño y su hijo con famosos de todo el mundo y la mesa puesta de manera sencilla: servilletero, menú y nada más.

En cuanto a la comida, obviamente que pedí lo que es obligación pedir: el Katz’s Pastrami no es más que un pan similar al lactal pero un poco más grande con una cantidad importante de pastrami y 1/4 de pickle, nada más. Si vos queres le podes agregar un poco de mostaza. Eso te da una idea: la vedette es solo la carne y no necesitan de ingredientes extras para camuflar una debilidad, que en este casi no existe. Lo que no sabía yo, perdón por la ignorancia es que el pastrami era cocido, pero la sorpresaa fue grata ya que estaba tan bien cocinado que se deshacía en la boca. Me comí uno y medio (1 alma caritativa me cedió parte del suyo jeje) pero tranquilamente me podría haber clavado 2. ¡Excelente!

IMG_7597-1

2) Five guys:

Lugar recomendado por Sir Chandler, en New York había bastantes locales desperdigados por Manhattan. Yo fui al que está a 1 cuadra del Rockefeller Center y te digo que al segundo que entras ya “oles” con lo que te vas a encontrar. Hamburguesa nada pretenciosas, papas cortadas a mano (nada de Mc Cain) freídas en aceite de maní y naturalmente, todo el maní que quieras para comer mientras esperas tu pedido.

Basicamente, pedis tu hamburguesa primero (sola, con queso o con panceta y queso) y luego le podes agregar lo que se te ocurra dentro de una lista de 15 ingredientes que te ofrecen.  Yo elegí mayonesa, tomate, lechuga, pickles y barbacoa y quedó genial. Te la entregan en una bolsa de papel madera, nada de bandejas y esas cosas, te sentas, comes y luego lo tiras, nada más práctico (para ellos) que eso no hay. Las precios no son caros y realmente tenes que ir.

IMG_8325-1

3) Bill’s Burgers:

Este restaurtant lo encontré por casualidad el día que estaba haciendo el tour guíado por el Rockefeller Center. Nos metimos por uno de los túneles que interconectan el complejo, pasamos por la puerta y siendo las 14 hs ( ya estaba casi famélico) al terminar el tour volví sobre mis pasos y entré. El lugar es bastante grande, su entrada principal está sobre el Nro. 15 de la West 51 St. y tiene un subsuelo que es donde está la entrada que usé yo. Tiene dos sucursales más en Manhattan y una en Atlantic City. No es exactamente un lugar que podríamos llamar barato pero la comida es genial y tienen buena variedad de cervezas importadas.

Yo me pedí una “Bacon and Cheddar Burger” a la cual le agregué un huevo frito arriba (porque el alma de gordo ante todo) y la verdad que cuando la trajeron no lo podía creer; la foto por ahí no lo refleja bien pero ¡era gigante! Estaba deliciosa, la carne cocinada a su punto (porque excepto en las cadenas de comida rápida, allá te preguntan en que punto de cocción queres las hamburguesas) y los aros de cebolla que pedí paz acompañar estaba bien crocantes y el dejo dulce de la cebolla combinaba perfecto. Valió cada dólar que costó, hay que ir.

BioV_GRIcAApARA

4) Joy Burger Bar:

El 4to día en NY estuvo bastante agitado, de acá para allá; salí del depto a las 9 de la mañana y volví a las 9 de la noche, muerto y con ganas de dormir. Había merendado como a las 6 de la tarde y pensé que con eso ya tiraba hasta el otro día pero mi alma de gordo pudo más y después de bañarme empecé a pensar seriamente que tenía que comer algo. Como estaba alojado casi en el East Harlem y eran las 10 de la noche, no había casi nada abierto que sea de mi agrado así que abrí Foursquare y empecé a buscar y en la esquina de la Av. Lexington y la East 100 St. pero tiene otra sucursal en el West Village.

El lugar es pequeño, ubicado justo en la esquina y estaba abierto hasta la medianoche, desconozco si todos los días, aunque siendo un martes calculo que si. La metodología es similar a la de Five guys en la que pediste la hamburguesa y luego todo lo que quieras agregarle. Yo me elegí la mediana a la que solo adicione queso cheddar y tomate (estaba en un momento light) con papas fritas (viene una gran cantidad) y gaseosa mediana. Muy muy rico, aunque la foto da la impresión de otra cosa, la mayonesa de perejil de ajo le daba el golpe necesario para hacerla genial. No es un lugar caro y te saca muy bien de apuros jeje.

IMG_7789-1

IMG_7790-1

5) Gene’s coffee shop:

¿Quién no oyó hablar, o vio en películas, los famoso desayunos americanos? Yo si y el último domingo en NY quería desayunar con ese estilo. Así fue como, por la aplicación Yelp, descubrí esta cafetería ambientada típicamente americana, con sus boxes con sillones de cuero y una gran barra con vista a la cocina con la plancha para los huevos revueltos, panceta y demás cosas. Se encuentra en el Nro 26 de la East 60 St.

Entré y me teletransporté a una película de 1955, solo faltaba la rockolla. Me senté, le pedí al mozo unas tostadas francesas con huevos revueltos, pancita y salchicha acompañado de cafe negro y jugo de naranja y puedo jurar que menos de 3 minutos después ya me lo había traído. Sinceramente pensé que me iba a morir, no tanto por la cantidad física sino por la cantidad de grasas y calorías que se agrupan en esos 22 cms. de diámetro del plato jejeje. ¡Pero estaba genial! El sabor era muy bueno y además la atención (mozos con años de experiencia, de la vieja escuela gastronómica) era impecable.

IMG_8008-1

IMG_8012-1

6) Ferrara Bakery:

Ubicada en el Nro. 195 de la Grand St en pleno barrio Little Italy, es el paraíso de los amantes de la pastelería y las cosas dulces. Obviamente es de estilo italiano y caí por recomendación de mi amigo Javi y la verdad que no defraudó la recomendación. Era un día lluvioso y bastante bastante fresco así que solo quería algo caliente para que me volviese el alma al cuerpo.

Llegué como a las 18 hs y no había mucha gente, así que me senté donde quise. Me habían recomendado que probase el cannoli, que viene relleno con una especie de crema con chispitas de chocolate, así que ahora solo me faltaba decidir la bebida. Y terminé eligiendo el chocolate caliente, que trae crema batida como decoración: sin temor a equivocarme, el 2do mejor chocolate que probé en mi bebida (el 1ro es el de mi abuela jeje) También venden gelatos pero lo que realmente impresiona es la exhibidora con todas las cosas dulces que ofrecen: yo no soy muy amante de lo dulce pero tienta verla. También ofrecen sandwichería pero solo en horario del mediodía hasta las 4 de la tarde, pero quien vaya a ir no creo que vaya buscando algo salado.

IMG_7882-1

IMG_7886-1

7) Fresh & Co:

Para que vean que no todo es grasas y calorías al por mayor también tengo un costado “sano”. Esta cadena de locales con comidas de servicio rápido ya elaboradas la descubrí a las horas de estar en NY cuando buscaba algún lugar para comer algo. Al local que fue se encuentra  en el Nro 45 de la West 57 St. y luego fui 2 veces más (único lugar que repetí) conocí los locales que están el Nro 681 de la Av. Lexington y el de la esquina de la West 3 St. y Av. 7ma.

Tiene una gran variedad de sandwiches, ingredientes para armarse una ensalada personalizada y 8 tipos de sopas distintas que vienen bien para hacerle frente al frío duro de NY. Obviamente que mis elecciones fueron los sandwiches: probé el “Grilled steak and fontina” y el “Smoked turkey cheddar”. El pan es fino, crocante y con queso rallado encima lo que le da una sabor extra y se nota la frescura de los ingredientes. Es para cuando te levantas en un día “light” jejeje.

8) Da Mikele:

Al 2do día en la ciudad un amigo me llevó a comer a la, según él “mejor pizzería de New York”. Está ubicada en el hermoso barrio Tribeca, más precisamente en el Nro. 275 de Church St.. Tiene una decoración rústica con ladrillos a la vista que le dan un toque muy agradable. Vale aclarar que no es solo pizzería, hay variedad de pastas y platos elaborados, siempre siguiendo una línea

De entrada pedimos una entrada de jamón crudo y burrada que está buenísima, acompañada con pan casero al horno de barro.  Y de principal, como había conflictos de gustos entre quienes estábamos comiendo, decidimos cortar por lo sano y elegir pizza napolitana en 2 estilos: la típica redonda de hoy en día y la cuadrada de “antaño” como la publicitaban en la carta. ¡Espectacular! Como ya comenté, ingredientes frescos y de muy buena calidad logran productos muy buenos y eso era lo que Da Mikele ofrece.

IMG_7506-1

IMG_7507-1

9) Dough donuts

Gran lugar para desayunar las típica donuts americanas. El lugar de encuentra en el Nro. de la St. pegado a la salida de los trenes que entran a la Gran Central Station subterraneamente. El local está orientado más a la persona que compra que llevar pero de todos modos hay una pequeña mesa para quien desee consumir ahí lo comprado.

Hay una variedad de aproximadamente 10 tipos de donuts (rellenas, glaseadas, etc) y café o chocolate caliente. Cada donut cuesta 99 cts de dólar y son realmente monstruosas! La foto no me deja mentir…

IMG_7957-1

Espero que si algún día viajan a New York, esta mini reseña les sirva y si experimentan alguno de ellos, comenten como les fue…

Anuncios

6 Respuestas a “Recomendados para comer en New York

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s