Reporte de vuelo: MIA-EZE en el AR1305

Después de 2 semanas en la tierra del Tío Sam era hora de volver a casa. 5 días antes había llegado a Orlando para conocer, ir al parque de Universal y hacer un poco de shopping, así que esa mañana de sábado me levanté temprano ya que tendría una viajecito de poco más de 3 horas hasta el Aeropuerto Internacional de Miami.

Salí a las 9 de la mañana, previa parada técnica en Dunkin’ Donuts, y llegué a Miami a las 12:30. Como quería estar en el aeropuerto a las 15:00 para ser de los primeros en hacer el check in y así asegurarme una ventanilla, tenía tiempo de sobra así que decidí ir a dar una vuelta por Miami Beach: ¡gran error! No me crucifiquen los amantes de esa ciudad pero la verdad que no se que le ven. Di una vuelta por la Collins Avenue, que estaba en reparaciones y era un verdadero caos, y después por Ocean Drive, con autos estacionados a cada lado y bobos circulando a 10 km/h. De todas formas, reconozco que no puedo hacer una gran juicio habiendo conocido tan poco y dedicándole poco tiempo pero nunca me llamó ni me llamará.

Siendo las 14:30 hs emprendí camino hacia el aeropuerto y sin darme cuenta me pasé en la salida lo cual fue mucho mejor porque terminé saliendo en la próxima para luego volver hacia la terminal por el camino perimetral que corre paralelo a la pista 27. Despegó un A320 de Avianca y aterrizó un 777 de Lan Cargo pero como conductor responsable que soy, no hubo fotos jejeje.

Sin título

Una vez llegado al aeropuerto, fui hasta la terminal J donde dejé a mi novia con los bolsos y me dirigí a la de las rent a car para devolver el auto. Todo muy ágil, sin problemas y de ahí a tomar el trencito que me llevaría de vuelta al aeropuerto.

IMG_8435-1

Mamita querida, la desilusión que me llevé cuando vi que el tren no iba terminal por terminal como el del JFK sino que te dejaba en un punto y de ahí tenías que caminar hasta la tuya. ¡Me quería matar! Encima algunas cintas mecánicas no funcionaban así que peor aún. Y el estado de los pasillos es realmente muy feo, como viejo y oscuro, al igual que la calle que te pasea por las distintas terminales. Mucho cemento muy junto da un aspecto muy gris que no me gusto para nada.

SHELL_with_parking-1

Detalle de mi caminata.

Después de casi 10 largos minutos terminé llegando a los mostradores de check in para encontrarme con una cola bastante importante. Yo pensaba que ya estaría abierto dado que sería un vuelo internacional pero lo terminaron abriendo faltando 3 horas para el vuelo, lo cual es un horario sensato. Igual, por suerte estaba entre los primeros en la fila así que me tranquilicé ya que tendría ventanilla asegurada. Elegí el 38A y despaché las valijas con casi 10 kgs por debajo del exceso de equipaje (lo que sufrí pensando en esto mientras las cerraba) y me fui a hacer la cola para pasar seguridad ya que esta caminaba bastante lento y el hambre empezaba a molestar un poco. Tardamos 30 minutos y ya estábamos del lado aire, definitivamente mucho más bonito que el lado tierra.

Tenía la posibilidad de ir a 2 VIP’s: el de Delta por medio de la Amex platinum y el VIP Lounge Miami por la Priority Pass. Al primero sabía casi con seguridad que no podría entrar por no estar volando con Delta pero me tiré el lance para ver si volando por una asociada a SkyTeam, en este caso Aerolíneas Argentinas, podría pero no fue así. Entonces me fui para el otro pero resulta que entre las 13 y 17 hs el acceso es limitado por lo que me negaron la entrada, así que me quedé sin el pan y sin la torta. Como ya no daba más comí una Doble Cuarto de Libra en el Mc Donald’s que está en el patio de comidas. Mientras alimentaba el monstruo aproveché para sacar estas fotos:

777 de Air France.

En primer plano, un A320 con sharklets de Avianca.

A330 de Avianca con el livery de Star Alliance.

5 heavies en una sola foto.

A330 de Swiss.

A la mañana temprano, ni bien me desperté, chequeé en FlightRadar24 que avión me tocaba y descubrí que mandaron el LV-BIT, un A340-300 de los primeros de este modelo en ser construidos con casi 20 años de antigüedad, aunque en servicio para Aerolíneas desde el 2007. Estaba desprogramado pero el incidente del LV-CEK lo volvió a afectar al servicio. Como lo tuvieron que hacer medio a las apuradas, no llegaron a pintarle de nuevo la tipografía de la empresa. A fines de mayo partió rumbo a los Estados Unidos en devolución al lessor  y lo más probable es que vaya a ser desguazado. Pobrecito, se le notaban los años de servicio encima.

Esperando en la manga para ser abordado.

Motores 3 y 4 del BIT.

Con la panza llena y el corazón contento partí hacia la puerta de embarque que nos tocaba, en esta ocasión era la H8. Como todavía tenía un rato hasta que empezaran a abordar (todavía no estaban los ansiosos que hacen la cola 1 hora antes) me dispuse a pasear por la terminal un rato y ver que podía cazar con la cámara:

767 de Lan.

Pasaban cerca y les tiré con zoom.

Un veterano 757 de American. Hermoso avión.

A330 de Swiss rodando mientras un 767 de American aterriza por la pista 30.

Interesante diseño de la torre de control.

Mención y espacio aparte para el A380 de Lufthansa. Era para primera vez que veía uno de tan cerca y el tamaño realmente intimida. Lo alcanza a fotografiar pero estaba medio tapado y me quedé bastante caliente porque el justo cuando hacía pushback y estaba listo para rodar, lo que me permitiría sacarle una foto como la gente, empezaba el abordaje de mi vuelo por lo que no pude.

Detalle del ala izquierda y los motores.

¿Quién iba a pensar alguna vez que una avión de pasajeros tendría doble cubierta en toda su extensión?

20 ruedas en el tren principal. Hacen parecer las 16 del Jumbo una pequeñez.

El abordaje fue muy organizado, siguiendo los procedimientos habituales. Como yo estaba ubicado en las últimas filas del avión fui de los primeros en subir luego de los prioritarios, así que lugar en el compartimento superior encontré fácil (el gran temor de todo viajero). Como ya comenté, al pobre BIT y sus interiores ya se le notaban los años pero debo admitir que el espacio para las piernas y el asiento eran muy cómodos.

Mi diversión durante las próximas 8 horas.

La verdad que no tengo ninguna queja respecto al espacio para las piernas.

¿Pantallita individual? Nooo, pequeño iluso, ¡¡¡monitor de tubo!!! jeje

La tripulación estaba compuesta enteramente por hombres a excepción de una mujer, todos muy amables pero un poco desarreglados en sus uniformes, una lástima. Cerramos puertas 18:40 hs, apenas 20 minutos después del tiempo estipulado y luego de un muy corto rodaje hasta la cabecera de la pista 27 después de un minutos de carrera de despegue estábamos levantando vuelo hacia nuestra nivel de vuelo inicial de 33.000 pies. Viramos hacia la izquierda para poner rumbo sur y alejarnos de territorio estadounidense.

El aeropuerto visto cuando estábamos virando.

Atardece sobre Miami.

Cuando había pasado más o menos hora y media empezaron a preparar la cabina para el servicio de cena. Pasaron entregando los menús con un pequeño detalle: la tipografía de la empresa estaba al revés respecto a la foto. Curioso

IMG_9986

El menú consistía en una ensalada cesar como entrada, dos opciones para el principal: risotto de cebada con pollo o lomo en reducción de malbec, el cual fue mi elección, de postre budín de pan y una galletitas rellenas de chocolate como extra. Me pareció muy rico y no me quedé con hambre, así que buen servicio.

Levantaron el servicio y traté de dormir un rato ya que estaba muy cansado. Para mi sorpresa, me quedé profundamente dormido y me desperté a las 5 horas aproximadamente cuando empezaban a preparar todo para el desayuno. Café con una medialuna y una madeleine y listo para llegar a suelo argentino. Como teníamos viento de cola (llegamos a tener 600 kts de ground speed) el vuelo se acortó en casí una hora tardando 8:20 hs contra las 9:15 previstas originalmente así que a las 4:15 de la mañana ya estábamos aterrizando suavemente por la pista 11 para alargar el frenado y liberar pista por la última calle de rodaje (la H)

Así estaba la cabina una rato antes de aterrizar.

Algún lugar del Gran Buenos Aires previo al aterrizaje.

Llegamos a la terminal C (no recuerdo la manga que nos tocó) y lento desembarco no sin antes llevarme este recuerdo…

Penoso que habíendo arribado por la terminal C tengamos que caminar hasta la A para, migraciones, el reclamo de equipaje y luego aduana.

La fila de la aduana era muy extensa pero dentro de todo caminó bastante rápido. Cuando me tocó el turno, presenté las facturas correspondientes para acreditar que no había excedido mi franquicia y pude seguir camino sin ningún tipo de problema, así que mi 1ra. experiencia como pasajero desde Miami en la aduana fue satisfactoria jejeje.

Reencuentro con familiares y al auto para ir a casa a seguir descansado un poco. Pero pensando ya planear el próximo viaje…

Como conclusión queda en que el servicio me pareció bueno, la tripulación fue amable, atenta y simpática pero hasta ahí nomás. Salimos en horario y llegamos adelantado así que punto a favor para Aerolíneas en cuanto a puntualidad. La atención en el check in dejó una sensación fea al ver como los empleado te miraban como diciendo “ustedes se van y yo vivo en el primer mundo”. Flaco baja a la tierra, vivis en Miami solo por trabajo, quiero ver donde estás cuando te jubiles. Pero fuera de eso, la atención fue buena. La nota negativa fue cuando no dejaron pasar a una pareja con un nene recién nacido por la fila priority que estaba vacía, una gauchada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s