Kai Tak y su impresionante aproximación.

Es muy conocida mi fascinación por las aproximaciones un tanto raras y complicadas. Hace unos días expliqué como era la aproximación visual al aeropuerto El Dorado de la ciudad de Bogotá. En esta oportunidad quiero hablar de otra muchísimo más clásica: la aproximación a Kai Tak.

La ciudad china de Hong Kong inauguró este aeropuerto en 1925 y estuvo operativo hasta 1998 cuando cerró definitivamente mudando las operaciones al actual, en la isla de Chek Lap Kok. Kai Tak tenía la particularidad de estar ubicado casi en el centro de la ciudad repleta de edificios, sobre una bahía y tener hacia el norte, situado a 10 kilometros de distancia, un cordón montañoso con picos de 600 metros de altura. Tenía una sola pista con orientación sudeste/noreste con la pista 13/31 (para que se den una idea, es la misma que tiene el Aeroparque Jorge Newbery)

Imagen satelital del año 2000, 2 años después de su cierre.

Imagen satelital del año 2000, 2 años después de su cierre.

Cuando la el viento soplaba de noreste la pista que se utilizaba era la 31 lo que para los aterrizajes no era inconveniente ya que los aviones aproximaban desde el océano y contaban con el sistema de aterrizaje por instrumentos (ILS) y para los despegues, con su debida precaución siguiendo los procedimientos establecidos, era menos riesgoso ya que se ganaba altura rápidamente y se viraba hacia la izquierda alejandose de la ciudad. El problema es cuando se utilizaba la pista 13 para aterrizar o despegar…

El despegue no implicaba grandes complicaciones ya que al igual que los aterrizajes por la pista 31, la dirección que se tomaba era hacia el océano. Lo divertido (para los que estaban desde tierra mirando, difícil para quienes estaban al mando del avión) era cuando había que aterrizar. A causa de las montañas que se encontraban cerca no era posible instalar un ILS ya que las mismas no permitían una senda de planeo acorde. Por esta razón se creo una carta de aproximación que era una sistema de guía por instrumentos (IGS)

Carta de aproximación por instrumentos.

Carta de aproximación por instrumentos.

Antes de comenzar voy a aclarar algunos términos:

  • Localizador: es un subsistema que tiene el ILS que da información lateral y horizontal de la prolongación del eje central de la pista.
  • Radial: es la dirección de vuelo expresado en grados (de 1º a 360º) y se encuentra relacionado con las radioayudas como el VOR o localizador.
  • Marcador medio: es una radiobáliza que se encuentra en la senda de planeo de un aterrizaje cuya función es la de dar al piloto información de posición respecto a la pista. En muy útil en situación de poca visibilidad. Se encuentra a 0.8 millas náuticas (1 km).

Lo que te permitía el IGS era aproximar a la pista con una dirección de 45º, más o menos, respecto a la misma mediante instrumentos y luego seguir visual. Pero vamos a explicar mejor.

La carta comenzaba cuando el avión se encontraba sobre el VOR de Cheung Chau ubicado a 10 millas náuticas (unos 18 kms) al noroeste del aeropuerto. A este punto se debía llegar con una altitud de 8000 pies  (unos 2.666 metros) y de ahí seguir con curso 270º descendiendo para, a 7 millas náuticas (casi 13 kms), llegar con 6.000 pies (2.000 metros) e iniciar un viraje por derecha para interceptar el radial 088º del localizador. En ese punto nos encontrabamos a poco más de 15 millas náuticas ( 27 kms.) de la pista y debíamos tener una altitud de 4500 pies  (1.500 metros). Siguiendo ese curso más o menos 2 millas más adelante empezaba el descenso progresivo hacia la pista y este era el momento donde se ponía divertida la cosa: a medida que el avión se iba acercando a la pista perdía altura en dirección hacia una ciudad de millones de habitantes con una montaña al fin de la misma. Quien no tuviera idea de aviación y estuviese arriba de un avión en aproximación calculo que se debe haber pegado un buen susto. A 2 millas náuticas (poco más de 3,5 kms) de la pista, coincidiendo con el marcador medio, se llegaba al punto conocido como altura de decisión: en el momento de vuelo donde la tripulación tiene que decidir si se continúa con el aterrizaje o si se aborta. Esa altura era de 600 pies (200 metros) y además era el momento en que se iniciaba el viraje hacia la derecha en busca de la pista. El mismo era tan cerrado que la inclinación del avión era realmente impresionante. Como indiqué se empezaba con 600 pies de altura y se terminaba con 120 (4o metros) que era el momento en que el avión nivelaba sus alas y se disponía a aterrizar.

Desde el cockpit se veía algo así:

3

Y desde la ciudad, sin dudas la mejor de las vistas en la historia de la aviación, se veía así:

Así se veía uno de los edificios de la ciudad con las luces de aproximación en la terraza.

Así se veía uno de los edificios de la ciudad con las luces de aproximación en la terraza. Foto: Jemauvais Liverjournal

Una de las grandes ayudas visuales que tenía está aproximación, además de tener siempre a la vista la pista, era una gran marca en una colina cercana al aeropuerto conocida como Checkboard Hill. Básicamente era una pared pintada en forma de tablero de ajedrez con colores naranja y blanco para que sea fácilmente distinguible. Era la ayuda visual que complementaba a la instrumental (la altura de decisión).

1

Checkboard Hill desde un avión aterrizando. Foto: http://www.flickr.com

2

747 de Korean Air Cargo virando y al fondo el Checkboard Hill. Foto: Unforbiddingcity

Así se ve ahora. Foto: http://unforbiddingcity.com

Así se ve ahora. Foto: Unforbiddingcity

Como si ya no hubiese las suficientes complicaciones, había que agregarle los fuertes vientos y tormentas que suelen azotar al área de Hong Kong. Era muy normal aterrizar en condiciones de muy mala visibilidad y de vientos fuertes, de hasta 25 nudos. Es por eso que para poder operar en Kai Tak era necesario completar un curso que incluía varias horas de simulador antes de siquiera poder aterrizar con un instructor, eso da una idea de lo complicado que era.

8

El viento muy facilmente podía arruinarte la aproximación. Foto: Jemauvais livejournal

¡Sin palabras!

Obviamente que no podían faltar los vídeos de rigor. Lastima que en aquella época no existiese la posibilidad de filmar en HD.

Desde de la cabina de una 747.

Filmado desde el Checkboard Hill, se ve claramente como la tripulación tiene que luchar con los vientos cruzados para poder aterrizar.

Y por último, este fue filmado sobre el cerco perimetral y lo muestro para dar una idea de como se disfrutaba desde tierra.

Luego de su cierre, al gran vacío que quedó se decidió darle un uso público, entre los que se incluye un parque, un centro de conferencias y una terminal para cruceros que se ubica en el extremo sur de lo que antes era la pista. En términos de construcción, en las cercanías del aeropuerto hacia la zona sobre la que los aviones llevaban a cabo su descenso se pudieron construir edificios de una altura que antes no estaba permitido.

Vista de la terminal de cruceros. Foto: Panoramio

Realmente es una pena no haber sido más contemporáneo a este maravilloso aeropuerto y, aunque sea soñando, poder conocerlo en persona. De todos modos, estaría bueno poder ir en algún momento y recorrer esos lugares que tanta historia albergan. Tal vez algún día se dé…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s