Recorriendo Brooklyn en micro.

Una de las cosas que se consideran como imposibles de no hacer cuando uno viaja a New York es dedicarle aunque sea un rato a pasear por Brooklyn, ya sea a pie o en bicicleta o en micro, como hice yo. Como con la New York Pass yo había sacado el opcional del micro del cual te podes subir y bajar las veces que quieras, pensé que sería una buena ocasión para aprovecharlo.

El día elegido para ir amaneció un poco nublado, con un temperatura de unos 2 grados y un viento bastante importante que hacía que se sientan como 1 grado bajo cero, como mínimo. Después de desayunar un chocolate caliente y una donut en Dough Loco me tomé la el ramal 6 de la línea verde del subte en la estación 96 St. hasta su estación terminal Brooklyn bridge city hall que era desde donde salía el micro.

Por suerte para cuando llegué las nubes casi que se había ido dando lugar a una muy buena mañana de invierno. Canjeé rápidamente el voucher por los boletos y a hacer la cola para subir. Menos de 10 minutos apareció el micro descapotable y empezó un pequeño conflicto interno: si bien no hay mejor cosa para sacar fotos que no tener nada entre el lugar u objeto a fotografiar (léase vidrios) para la temperatura y viento me hacían creer que no se si estaría bueno viajar a la intemperie, y eso que yo no soy de sufrir de frío jeje. Pero me resigné, subí y me senté del lado izquierdo, el guía se presentó (tenía una aire al personaje de Phillip Seymour Hoffman en Capote) y enseguida arrancamos.

Listo para partir.

El edificio bajo de adelante es la corte suprema de New York y el de atrás es el edificio de la corte del distrito.

Raro el edificio donde el HSBC tiene esta sucursal, ¿no?

Desconozco la razón pero para cruzar el East River el puente elegido es el de Manhattan por lo que para tomarlo dimos una gran vuelta por el downtown yendo por la Church St, pasamos por toda la zona del barrio chino que la verdad es una zona muy poco atractiva para mi y finalmente por Canal St. llegamos al puente y aprovechando la posición privilegiada de la altura saqué algunas fotos del cruce y de la vista que tenía.

Monumento que corona la entrada al puente.

A la derecha, downtown Manhattan.

Al llegar a Brooklyn el trayecto a seguir es doblar a la derecha en Tillary St. para luego tomar la Plaza Cadman W que te lleva hacia la rivera, que desafortunadamente queda del otro lado donde estaba sentado así que las fotos que pude sacar fueron muy pocas, pero más adelante tendría revancha.

Unas cuadras más adelante doblamos a la izquierda por la Atlantic Av. que te lleva directo a una de las zonas más concurridas de todo Brooklyn, donde se encuentra el Barclay Center, hogar del famoso equipo de basket Brooklyn Nets.

Dejando atrás el estadio de basket, por la Flatbush Av, llegamos a la Grand Plaza Army que es la entrada principal al  Prospect Park y que fue creada en honor a quienes defendieron a la Union en la Guerra Civil norteamericana. Cuenta una gran arco, conocido como el “Arco de los solados y marineros” que está decorado con numerosas esculturas en conmemoración.

Detalle de una de las estatuas.

Otra estatua.

Y cruzando la calle se encontraba la biblioteca pública.

Bordeando el parque por la Fanklin Av se pasa por el Museo de arte de Brooklyn, que era una de las paradas donde uno podía bajar si quería. Como lo mío no es el arte y ya tenía otros planes para el resto del día seguí sentado y comido arriba del micro.

Inmediatemente doblamos a la derecha agarrando Washington Av por la cual circulamos unas 8 cuadras hasta que volvimos a retomar de nuevo por Flatbush Av. en dirección a la Gran Plaza Army de nuevo. Luego de pasar la misma el recorrido se centró en mostrar el barrio dejando de lado monumentos, plazas o edificios antiguos. Y la verdad que no te decepciona para nada la paisaje, Me gustó mucho las construcciones de no más de 3 o 4 pisos de la zona, con muy pocos edificios altos, bien de barrio como me gusta. Que gran contradicción la mía, siendo amante de New York, ¿no?

Luego de casi 45 minutos de viaje nos encontrábamos a punto de subir al puente Manhattan para volver. Debo reconocer que mi adicción al celular en este momento me jugó una mala pasada: como la idea era recorrer un poco a pie y comer algo, había decido que en la última parada en Brooklyn bajaría y empezaría a caminar. Como venía twitteando y chateando la misma se me pasó, así que no me quedó más remedio que cerrar la boca y putearme a mi mismo. Al momento de subir al puente, de repente se nubló y ya que el recorrido era el mismo que a la ida, y mis dedos pedían una respiro del frío, desistí de alguna foto. Recién cuando ya estábamos llegando a la parada, que era la misma donde había empezado el recorrido, saqué un par de fotos al edificio municipal de Manhattan.

El recorrido quedó así más o menos:

La zona del downtown Manhattan.

La zona del downtown Manhattan.

El recorrido por Brooklyn.

El recorrido por Brooklyn.

Ni bien bajé del micro caminé buscando la estación de subte más cercana para volver a cruzar a Brooklyn y recorrer, no iba a impedir que mi adicción al celular me arruinará los planes, solo los atrasó un poco. Pero bueno, la recorrida a pie queda para otro post…

Anuncios

2 Respuestas a “Recorriendo Brooklyn en micro.

  1. Qué interesante, de todas las veces que estuve en New York, he paseado por Harlem y por Queens, pero solo estuve en Brooklyn en la zona bajo el puente, Una para la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s