Un parque de Orlando con otra óptica

Una de las razones por las cuales mi viaje por Estados Unidos incluía Orlando, además de los shoppings, era el hecho de ir a alguno de los famosos parques de diversiones que hay ahí. Para que entiendan el por qué de la visión de este post debo explicar que fui en plan de compañía, que no era algo que estaba en mis prioridades.

La mayoría de las críticas, posts o comentarios que he leído sobre “los parques” (porque si le decís así, todos saben de qué, o cuales, hablas) fueron muy buenas, de un lugar soñado, de un obligado para ir (aunque no vayas con chicos) cada vez que estás por el estado de Florida. Bueno, hoy voy a hacer mi post, con mis propias opiniones, que me van a dejar a la altura del Payaso Malaonda respecto al, calculo, 95% del resto de los mortales. Para quienes no lo conocen, el Payaso Malaonda era un famoso personaje de un humorista argentino que era todo lo contrario a lo que espera uno de un payaso: amargo, vago y con un humor un poco ácido. Sin más introducciones…

En esta oportunidad como íbamos a estar pocos días en Orlando decidimos que solo iríamos a un parque. Mi novia eligió el  Universal’s Islands of Adventura así que el día anterior sacamos la entrada por internet y como no teníamos impresora elegimos la opción de retirarlas en los kioscos autoservicios que hay en la puerta. Incluidos los impuestos me terminó quedando en U$D102. Ese día había habido una gran tormenta así que nos fuimos a dormir rezando que al otro día al menos estuviese nublado, pero que no lloviera. Pusimos el despertador para las 7:30 y después de desayunar, a las 8:15 ya estamos en camino.

Llegamos al parque y nos dirigimos al estacionamiento. Por consejo de mi novia pagamos un extra, que no me acuerdo de cuanto era, para dejarlo en la zona cercana a la entrada cosa de no tener que caminar mucho. Luego de caminar un poco, mejor dicho subirnos a las cintas transportadoras al mejor estilo aeropuerto, pasando por el Universal City Walk, algo así como la recreación del centro de una ciudad, con locales gastronómicos y lugares de recreación, llegamos a la entrada que faltando 15 minutos para la hora de apertura ya estaba llena de gente.

Creo que mi cara lo dice todo, ¿no?

Las entradas las pudimos retirar sin problemas y rápidamente nos pusimos en una de las tantas colas que había. Puntualmente a las 9 abrieron y si bien al momento de entrar te pasan la entrada por un lector de códigos de barras y te hacen firmarla, el movimiento era fluido.

Como mi novia ya tenía toda la data, el primer lugar a visitar sería la atracción de Harry Potter ya que es la más concurrida por lo que aprovechando que fuimos de los primeros en entrar fuimos para allá para no comernos tanta cola.

Igual algo de cola tuvimos que hacer pero al rato ya estábamos listo para subirnos al simulador que, valga la redundancia, simula un viaje en una escoba al lado de Harry Potter además de otras tantas cosas que se hacen acompañando al personaje de la famosa saga. Acá el primer comentario negativo: cuando realmente empezaba la acción, el juego se trabó y quedamos colgando jeje. Según anunciaban era un problema de software y tendrían que reiniciar el programa. Estuvimos como 5 minutos así. Mi novia decía que yo traía mala suerte, que esto nunca pasaba, pero hablando después con amigos comentaron que a ellos también les había pasado. Por suerte, pudieron arreglarlo rápido y enseguida seguimos. La verdad que está muy bueno, muy divertido y emocionante.

De ahí salimos y fuimos para una muy mini montaña rusa, también ambientada en Harry Potter.

Jurassic Park no era algo que nos llamase la atención así que lo salteamos y fuimos para la zona de los cómics, puntualmente a la atracción de Spider Man, otra de las que estaban en la lista de prioridades de mi novia.

Esta era muy parecida a la de Harry Potter ya que te subías a un simulador aunque los movimientos no eran tan bruscos ni de 360º como el otro. Además otra de las diferencias era que había que usar anteojos 3D y realmente la animación y la sensación estaban muy bien logradas. Hay algunos efectos de agua y fuego que al mojarte un poco o sentir el calor hacen que las mismas aumenten, dandole mucho realismo. Hasta ahí íbamos perfecto pero…

Llegó la debacle, la sucesión de hechos bochornosos que hicieron que el resto del día se fuera en picada jeje…

La atracción se llama Dr. Doom’s fearfall y la verdad que no está nada bueno. O sea, desde que la ves, haces la cola y te subís esperas lo que va a venir pero sentarte, ponerte los arneses de seguridad y la espera previa realmente que te hacen preguntarte que haces ahí. No tengo datos precisos pero la aceleración es tremenda y eso no es lo peor: cuando llegas a la punta y descendes violentamente sentís algo en el cuerpo que es, a mi gusto, una sensación muy fea. En sí, no dura más de 30 segundos y tenes que dejar celulares, cámaras y demás cosas en una bandeja abajo y te recomiendan dejar la cabeza siempre pegada al respaldar para evitar lesiones cervicales. Acá les dejo un video para que ver lo que es, desde ya vale aclarar que la cámara no logra reflejar realmente la realidad.

Luego le llegó el turno a una de las últimas atracciones: la montaña rusa de Hulk. La verdad que solo verla te inspira un poco de respeto y hasta miedo. No soy experto en montañas rusas, de hecho era la primera vez que me subía a una, pero la verdad que me parece que es para gente experimentada en el tema jeje. Dura poco más de un minuto y la aceleración inicial junto con el giro que hace ni bien salís del túnel realmente te dan un panorama de lo que te espera. Miren lo bien que me motivo mi novia, experimentada y asidua concurrente a estas cosas, que segundos antes de arrancar me dijo: “la estoy pasando muy mal pero me encanta” Imaginense mi cara de incredulidad en ese momento. En YouTube encontré este video filmado desde la primera fila.

Si bien me la aguante como un señorito inglés y me bajé sin ganas de vomitar, la cabeza me quedó hecha una coctelera. Así que ese fue el tiro de gracia: había tirado la toalla, me declaraba perdedor (no se si digno) no quería saber más nada.

A pesar de haber pasado el peor minuto de mi vida, el alma de gordo hizo su aparición y siendo ya pasado el mediodía había que buscar donde comer. Miramos y miramos y terminamos decidiendonos por Confisco. Tuvimos que esperar un rato ya que estaba bastante concurrido, más o menos 20 minutos, pero la verdad que comimos muy bien y la atención de los empleados muy buena. De entrada pedimos una quesadilla de pollo para compartir y de principal mi novia pidió fajitas y yo una hamburguesa.

El cuchillo le da un pequeño toque de espectacularidad al plato.

Con la panza llena las montañas rusas quedaron descartadas así que fuimos a un par de atracciones tranquilas. Una de ella fue The Cat in the hat que mientras estábamos haciendo la cola tuvo un problema y estuvo a punto de ser clausurado por el resto del día (otra vez fui injustamente tratado de mufa). Como el día estaba medio fresco las atracciones acuáticas las dejamos de lado así que dedicamos el resto del tiempo a pasear un poco.

Sin embargo antes de irnos fuimos al show llamado Poseidon’s fury (furia de Poseidon) que la verdad tiene muy buenos efectos y animaciones pero ni fu ni fa. Además tener que hacer la cola al rayo del sol durante casi 20 minutos no ayudó mucho. Lamentablemente la luz adentro era muy mala por lo que no pude sacar fotos.

IMG_8302-1

La montaña rusa que quedo por conocer (y que tal vez nunca conozca) es la llamada Dragon’s challenge (Desafio del dragón) que es muy más extrema que la de Hulk. Son como 2 montañas rusas juntas con distintos recorridos. Fijense en el minuto 3:50 del video cuando viene el carro de la montaña azul de frente. Definitivamente no fui hecho para estas cosas…

Y así fue como conocí un parque de diversiones. Había estado 30 años sin ir a uno y podría haber vivido el resto de mi vida tranquilamente jeje. Aunque debo reconocer que la ambientación del parque en sí, está muy buena. Esa fue una parte que si disfruté al igual que las dos primeras atracciones. Quedó confirmado que no soy amante de las montañas rusas ni de los movimientos extremos (o sea que tengo que descartar ser piloto de acrobacias). No comparto la idea de hacer hasta una hora de cola para una atracción que dura 1 minutos, sinceramente me parece una gran perdida de tiempo pero entiendo y respeto a la gente que las hace (acaso yo no espero horas por ver un avión cuando voy a spottear) En fin, cada uno hace por lo que le gusta los sacrificios que considera acordes.

Posiblemente el día de mañana, cuando tenga hijos, me toqué volver a Orlando para llevarlos al parque pero los miraré a ellos y a la madre gritar y disfrutar, o no, desde abajo mientras me clavo una buena hamburguesa de Confisco…

Anuncios

17 Respuestas a “Un parque de Orlando con otra óptica

  1. Bueno, al fin un lugar donde puedo expresarme! Porque en el blog de Chandler me matan si hablo mal de “los parques”.
    Odio, por muchos motivos, todo lo que sea Disney, Cuando era un niño disfruté de los juegos en el Disneyland de California, pero ya de grande estuve en los de Orlando y la cara de orto que tengo en las fotos habla por si sola.
    Hace unos años estuve en el de París, para acompañar a mi mujer que nunca había ido. No estuvo tan mal, ya que ella solo quería conocer a Mickey, por lo que no fuimos a ningún juego, más que a uno que justo pasamos y no había cola.
    En realidad no son los parques de diversiones lo que no me gustan, sino el estilo Disney, donde hay millones de personas, para ir a 1 juego hay que hacer dos horas de cola, te trituran los oídos con la misma musiquita todo el día y es todo 100% artificial. Obviamente para ese mercado, Universal tiene que seguir el mismo estilo, si no no va nadie.
    Pero por ejemplo, un parque que me gustó en su momento fue Busch Gardens, en Tampa Bay. Mucho más tranqui, mezcla con animales de verdad (particularmente las tortugas gigantes eran espectaculares!) y los juegos estaban buenos.
    En fin suelo ir a Miami una vez al año, pero principalmente para comprar la ropa de todo el año, ya que los precios son muy convenientes; y Miami y las zonas aledañas es un lugar lindo para pasar unos días, además visitar amigos y familia que tengo por ahí.

    • Ale, acá sos bienvenido para expresar tus pensamientos que nadie te va a censurar 😛
      Debo admitir que sabía lo que me esperaba pero, al igual que vos, fui para acompañar a mi novia porque ella me lo pidió. A mi tanto no me disgusta el “ambiente Disney” pero concuerdo con vos en que hacer semejante cola para 1 minuto que dura la atracción me parece una locura. Pero bueno, lamentablemente es lo que vende. Encima yo fui un día soleado así que no te puedo explicar como tenía el cuello a la noche.
      No había oído nombrar nunca el parque de Tampa Bay y es verdad lo que decís del tema precio de ropa: desconozco en Miami pero en Orlando me pareció muy barato todo. Eso si, mi novia había ido hace unos años y a comparación actual, el cambio ya no era taaaaan beneficioso. Pero así y todo, incluso con el 35% sigue siendo valiendo la pene hacerse una escapada, si se puede.
      PD: no salí con cara de orto en las fotos pero ganas no me faltaron jejeje

      • Chicos, no confundan, porque Disney es una cosa, y Universal es otra…(de hecho es la competencia) el ambiente es otra cosa tambien, la musica, la gente que trabaja, todo; te diria el target es de adolescentes en adelante, ya que los juegos son bastantes heavys y un chico de unos 7 u 8 años no podria ir, si bien hay un sector para ellos, les diria que el 70% del parque es para adultos. Yo amo los parques, tuve la oportunidad de ir en varias oportunidades, Fer no disfruto a pleno pero se la banco, fue un buen acompañante (aunque seas el Grinch de los parques, te hago quedar bien, jajaja)

  2. Personalmente nunca fui a un parque de Disney, es una deuda pendiente que tengo en mi corta vida 😛 me encanta mucho del ambiente de Disney pero choco conla realidad que ODIO rotundamente hacer colas, la ultima vez que Sali de EZE iba a comprar un par de cosas para traer a Bolivia pero era tanta la gente que habia en el Duty Free que fui y devolvi todo y me fue de ahi, no se como me puede llegar a ir en un lugar asi :/

    • Si odias las colas, anda replanteandote seriamente el ir a un parque. Desde la entrada general hasta para comer algo tenes que hacer cola. Es el infierno del impaciente

  3. Cuando estuve en FL no fui a ningun parque. Tenia solo un par de dias para ver familia. Nunca me llamaron la atención, igual. Y ahora que te leo, menos. JAJA

  4. Nunca he ido a Disney. Pero creo que me sentiría igual a vos.

    Odio las colas, y principalmente, me mareo muuuuuuy fácil. No puedo leer nada (ni un msje en el celular) en algo en movimiento, sin marearme. Cuando viajo en auto el embole de mi vida.

    Hace poco me llevaron por primera vez a volar en un cessna. Yo tenía una cara de orto y me preguntan: tenés miedo? Lo último que tenía era miedo, pero se puso a mostrarme viñedos con formas (soy de MZA), entonces daba unos giros, apenás bruscos, pero yo con unas ganas de vomitar increíbles..

  5. Buen post! A mi en mi primera visita no me gustaron mucho, me parecían hechos para idiotas.
    En mi segunda visita cambié esa sensación y percepción, empecé a verlos de otra manera.
    Hoy programando la tercera, y con hijos. Soy de los que no les gustan las atracciones fuertes!!

    Saludos

  6. Ah, olvidé: para no encontrar colas evitar ciertas fechas y privilegiar otras si se puede. Mi opinión sobre cuando ir y cuando no:

    Enero: desde el 5 o 6 hasta fin de mes
    Feb: excepto President´s day
    Marzo: excepto potencial semana santa y spring break
    Abril: ídem semana santa
    Mayo: casi todo el mes
    Junio: los primeros 10 días sí, después no
    Julio, agosto: NO!!!!
    Septiembre: desde mitad hasta fin de mes súper recomendado
    Octubre: todo el mes sí, excepto Halloween
    Noviembre. sí, casi todo el mes
    Diciembre: evitar encarecidamente navidad y año nuevo

    Saludos!

    PD: pueden ver esta info en diversas páginas bajo el título de “crowd calendar” para los parques de Disney y Universal.

  7. No me parece que seas mala onda. A mi me encantaron los parques pero si no te caen bién los movimientos bruscos no es posible que la pases bien en las atracciones que mencionaste. A mi no me da vértigo, ni me mareo ni nada, lo disfruto plenamente pero cuando el físico lo rechaza mucho no se puede hacer. Yo Busch Gardens me lo perdí porque me sentía mal ese día pero me dijeron que es para los que les gustan las montañas rusas, fijate. Como comentario te puedo decir que en primavera (de allá) no hay tanta gente y la temperatura acompaña, y que en Disney tiene mas atracciones que no son para nada bruscas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s