Argentina Vuela (Parte 2)

El fin de semana se realizó el festival Argentina Vuela con motivo del 102º aniversarios de la Fuerza Aérea Argentina. Esta es la continuación del reporte de ayer.

Luego del lanzamiento de paracaidistas que realizó el Hercules, nuevamente fue el turno del A4, esta vez en sección (2 aviones volando juntos). Encendieron motores, rodaron a posición y ahí estuvieron por espacio de uno 5 minutos mientras esperaban que los últimos paracaidistas llegaran a tierra.

Una vez liberada la zona y sin riesgos de accidentes fueron autorizados a rodar hasta la cabecera 02, donde mantuvieron posición por otro rato, mientras 3 Pampas hacían su pasada.

En el avión líder venía el Ministro de Defensa Agustín Rossi (que suerte tienen algunos, ¿no?)

Finalmente, y cuando la ansiedad ya era mucha, los A4 despegaron y pudimos deleitarnos con sus vuelos en formación.

Aprovechando un hueco en la programación fui hasta una zona más allá del Museo Nacional de Aeronáutica donde estaban un P3 Orion de la Armada Argentina, un Fokker F27, un Hercules y un Fokker F28. Se ve que eran parte de la logística del festival ya que, si bien formaban parte de la exposición estática, en realidad estaban en un zona destinada al estacionamiento de aeronaves. Escuché al pasar que temprano a la mañana habían estado dejando subir al P3, lo cual me amargó un poco ya que hubiese sido una buena experiencia.

Algunas fotos más:

Hercules que pertenece al Museo pero que estaba en condiciones bastante penosas. Espero que solo sea momentáneo mientras lo restauran.

Un Air Tractor reluciente.

Cuando publiqué el post sobre la visita al museo, comenté que me había quedado con muchas ganas de volver a ir para poder ver el MD que había sido donado el año pasado. Bueno, ¿a qué no saben a qué le saqué fotos?

En eso, apareció un helicóptero Huey de la Fuerza Aérea (según el programa oficial a cargo del piloto Gustavo Brea) que hizo unas maniobras con a muy baja altura que realmente nos dejaron con la boca abierta, sin poder creer lo que veíamos. Lamentablemente no hice a tiempo a filmarlo.

Ya a esta hora empezaba el calvario para quienes queríamos sacar alguna buena foto: el sol empezaba a ponerse y como la vista desde la plataforma hacia la zona de la pista, donde se hacían las maniobras, es hacia el oeste tenes se forma un contraluz odioso. La Fuerza Aérea daba la posibilidad de acreditares como prensa y poder estar del otro lado de la pista, con la luz a favor, pero en la semana se hubo problemas, así que estuvo muy restringido el tema.

Mientras un Twin Otter se llevaba todas la miradas, fui a recorrer un poco el museo para ver si encontraba algo nuevo después de 5 años.

Uno de los mejor mejores momentos del día lo tuve cuando pude ver a un verdadero héroe de la Fuerza en Malvinas que me impresionó por su sencillez y su humildad: el Comodoro (R) Pablo Carballo, quien fuera piloto de A4-B durante el conflicto realizando numerosas misiones y obtuvo la condecoración más alta otorgada por la República Argentina: la Cruz al Heroico Valor en Combate. Años después publicó 2 libros, “Halcones en Malvinas” (Originalmente se llamó “Dios y los Halcones”) y “Los Halcones no se lloran”. En el primero relata las experiencias vividas por él y todos sus camaradas de la Fuerza Aérea durante las distintas misiones que se llevaron a cabo. Y el segundo es una mención corta de la vidas y carreras de cada uno de los 55 caídos en las Islas. Si pueden, leanlos. Valen la pena

IMG_1892

IMG_1893

Lamentablemente la cola para saludarlo venía bastante lenta, así que me quedó con ganas de poder estrecharle la mano y expresarle mi respeto y admiración.

Volviendo a la acción, ahora fue el turno de Jorge Malatini y su Pits S-2 (me gustaba más cuando lo tenía con la publicidad de Firestone). Cada día nos sorprende más lo que hace arriba del avión y como lo difícil hace parecerlo tan sencillo. Tendré que ir a General Rodriguez el año que viene a verlo.

Los Tucanos de la Escuela de Aviación Militar tuvieron su (escueta) pasada pero que sin embargo fue muy entretenida.

Un BO 105 de la empresa de servicios aéreos Modena estuvo a cargo de la recreación del rescate de un persona accidentada en un lugar de difícil acceso.

Una vez finalizado con el helicóptero, fue el turno de los Púcara, quienes ya se estaban haciendo desear bastante.

Y luego si, llegó el momento más esperado por todos los amantes de la aviación y adrenalina que estábamos en Morón el sábado: los Mirages. Como es habitual, no operan de la I Brigada Aérea sino que vinieron directamente de Tandil, hicieron sus pasadas y luego pusieron proa a casa de nuevo. Desconozco el motivo de esto pero creo que alimenta un poco el mito (cosa que a nosotros nos gusta). El hecho es que desde la VI Brigada Aérea, a 300 kms de distancia más o menos, hasta el festival tardaron solamente 20 minutos. ¡Una locura!

El mejor mejor momento de los Mirages fue cuando uno paso configurado para aterrizaje y a baja velocidad y el otro paso más rápido y se elevó el cielo, emulando la maniobra “Numeral caído” en homenaje a los, valga la redundancia, caídos en combate.

La base estaba a pleno:

Quedaba aún un último número que era la recreación del rescate en territorio hostil de un piloto eyectado. Del mismo formaron parte un Bell 212, un Mi-171 y 2 MD500. El primero se encargaba de desplegar los comandos de recuperación, el segundo de venir a su búsqueda una vez que estuviesen listo y los 2 últimos hacían patrullaje en la zona volando en círculos.

El Mi-171 desde donde saltó el piloto simulando la eyección.

El MD500 que patrullaba.

Al rescate.

En retira con el MD500 escoltando al Mi-171.

Y terminaron con una pasada desfilando.

Ya no había tiempo para más nada, solo recorrer un poco más como no queriendo irse y aprovechando para sacar las últimas fotos (como si ya no hubiésemos sacado bastantes en las 9 horas previas)

Marcelo Porchetto y su Christen Eagle.

Jorge Malatini remolcando el avión hasta en hangar.

Toda la tarde estuve esperando que pasará un Fokker F28 y ya me estaba yendo un poco desilusionado, en el 2010 había pasado como 3 veces. Si tendré mala suerte que justo pasa cuando yo estaba dentro de uno de los hangares y recién lo veo cuando ya casi se estaba yendo.

Y bueno, así pasó uno de los mejores acontecimientos aeronáuticos del año. El resultado fue: momento inolvidables, 1o horas parado, cara y cuellos rojos víctimas del sol , 500 fotos y 20 vídeos, pero no me quejó para nada. Como dije en el post pasado, espero que no haya que esperar otros 4 años para disfrutar una tarde como la del sábado. Dijeron que el año que viene nos esperaban, esperamos que cumplan…

Anuncios

2 Respuestas a “Argentina Vuela (Parte 2)

  1. Muy bueno Fer! Ese helicoptero ruso es impresionante! El unico detalle es que al Pucara le podrian haber pasado un trapo al plexiglas, jaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s