KLM despidió al MD-11

De a poco grandes glorias de la aviación van dejando su lugar a aviones más modernos diseñados para disminuir considerablemente el gasto de combustible y por ende abaratar los costos operativos. Así fue como los Boeing 737-200, los 747-200, los DC-10 y los MD-80 series (¿por qué no incluir en esta lista al Airbus A340-200?) entre otros, han pasado a mejor vida. Ahora le llegó el turno al MD-11, que nació como una evolución del DC-10, ya que KLM decidió dejar de usarlos comercialmente.

La aerolínea holandesa fue usuaria del MD-11 desde diciembre de 1993 cuando recibió su primer ejemplar, al cual matriculó como PH-KCA y le puso el nombre de Amy Johnson (KLM tiene la buena costumbre de bautizar a sus aviones). En total operó 10 de estos aviones, todos adquiridos de fábrica. Posiblemente hayan sido elegido debido a la experiencia previa de unos 20 años con el DC-10, que para aquella época ya buscaban ser reemplazados y que, en una muy buena decisión, se eligió el bondadoso avión de la McDonnell Douglas. En 2012, luego de casi 18 años empezaron a ser desprogramados. Lo llamativo es que ninguno, todavía, pasó a ninguna otra aerolínea. Definitivamente ya no hay mercado para los Tri-jets.

En los últimos meses solo quedaban operativos 3 aviones (PH-KCB, KCD y KDE)  todos configurados para 24 pasajeros en World Bussines Class, 38 en Economy Confort y 222 en Económica, lo que da un total de 285. Las únicas dos rutas que cubrían tenían a Amsterdam como origen y a las ciudades canadienses de Toronto y Montreal (y su respectiva vuelta) como destino. Hace unos días, el sábado 25 de octubre para ser precisos, partieron desde sus respectivas escalas hacia la capital de Holanda en los vuelos que cerraba un ciclo:

Pero como KLM es una aerolínea con una mentalidad moderna decidió que la despedida se haría como debía ser, acorde al acontecimiento que se estaba viviendo y así fue como el martes 16 de septiembre puso a la venta los pasajes para un vuelo especial que despegaría de Amsterdam, volaría por espacio de casi una hora y aterrizaría en el mismo aeropuerto desde donde había partido. Literalmente, nunca mejor aplicada la frase,  los pasajes “volaron” pues en una hora ya se habían agotado. La empresa, siempre muy activa en las redes sociales, así lo había anunciado en Twitter:

¿El precio? 111 euros.

Pero a su vez, organizo un concurso en donde se sorteaban 2 pasajes para dichos vuelos. Solo había que registrarse y contestar 11 preguntas sobre la historia del MD-11 y KLM. Obviamente que participé pero como se podrán imaginar, no gané nada.

Y finalmente llegó el gran día, ese que estoy seguro de muchos de nosotros no quería que llegará ya que sabíamos que una gran era de la aviación comercial llegaba a su fin, la de los Tri-jets.

Hubo 3 vuelos, el KL 9895, 9897 y 9899, todos operados por el mismo avión, el PH-KCD que transportaron en total casi 800 pasajeros.

El primer vuelo despegó a las 10:45 hora de Amsterdam por ls pista 18R e inicialmente voló a una altitud de 2.000 pies hasta sobrevolar la ciudad de Rotterdam, como se ve en la captura de pantalla:

Uno de los pasajeros del vuelo sacó una foto mientras llevan a cabo el sobrevuelo y así lo compartió la cuenta de KLM en Twitter:

Luego ascendió a 5.000 pies durante lo que quedaba de vuelo. Esta fue la ruta realizada:

El segundo vuelo despego por la pista 18L a las 12:15 de la mañana y aterrizo por la 18R unos 50 minutos más tarde, a las 13:05. A diferencia del anterior, la altitud de vuelo fue en todo momento de 5.000 pies y la ruta quedó un poco diferente a la anterior.

El tercer y último vuelo partió a las 15:50 y aterrizó también unos 50 minutos después. A diferencia de los otros dos, el KL9899 partió y aterrizó por la pista 24.

El PH-KCB fue retratado por algunos fanáticos en la plataforma del aeropuerto, a pesar de no haber volado.

Hubo fotos que registraron los que pasaba en el aeropuerto:

Foto que le tomaron al PH-KCD cuando se preparaba para el primero de los vuelos.

Al regresar el tercer y último vuelo fue debidamente despedido con cañones de agua.

Ya en la plataforma, listo para un merecido descanso.

Pero también hubo fotos de aquellos recuerdos que dejaba la gente antes de desembarcar el PH-KCD:

Obviamente no podían faltar los videos grabados y subidos por los afortunados viajeros de uno de los vuelos más especiales del año:

O el de los spotters que pasaron el día retratando lo que pasaba en Schiphol:

De más está decir que aún quedarán MD-11 dando vueltas por el mundo pero ya no transportando pasajeros sino que solo en el mercado de carga con Lufthansa Cargo, Martinair, FedEx y UPS, por ejemplo. En Ezeiza todavía los seguiremos disfrutando por un buen rato.

Como rezaba un hashtag en Twitter, que se convirtió en Trending Topic: #ByeByeMD11

Anuncios

Una respuesta a “KLM despidió al MD-11

  1. Pingback: Airbnb te invita a dormir en un avión de KLM - El mundo de Floxie·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s