Informe preliminar del accidente del 747 en Afganistan.

Calculo que todos recordarán el accidente que ocurrió hace casi 2 años, cuando el 29 de abril del 2013, un Boeing 747 que operaba para la división cargo de la aerolínea National Airlines se estrelló a pocos segundos de haber despegado desde la base norteamericana de Bagram en Afgasnitan.

La aeronave que cumplía el vuelo NCR102 era un Boeing 747-400, matrícula N949CA que había sido construido en 1993 por lo que al momento del accidente tenía 20 años de antigüedad. Había sido entregado a Air France, quien en 2007 lo convierto a carguero y siguió utilizándolo hasta que en 2010 fue adquirido por National Airlines.

Con los colores que recibió al ser entregado.

Luciendo la tipografía de la división cargo de Air France.

Con su livery final.

Las fotos son de los sitios Airliners y Jetphotos.

En un principio la investigación estuvo a cargo de autoridades afganas pero en octubre del año pasado la misma fue delegada a las autoridades estadounidenses de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) quienes recientemente hay dando un informe preliminar que viene a aclarar algunas sospechas que había al respecto y a dar novedades interesantes que permitirían entender el por qué del accidente.

El vuelo se había iniciado en el aeropuerto francés de Chateauroux con la base Camp Bastion, ubicada en Afganistan, como primer destino para luego seguir viaje hacia su destino final, Dubai. En esa escala se cargó al avión con 3 vehículos utilizados para la detección de minas terrestres, cuyo peso era de cerca de 18 toneladas. Además había otros 2 vehículos que se utilizaban para el mismo fin pero de menor porte y peso (12 toneladas). Debido a que no le fue autorizado sobrevolar el espacio aéreo paquistaní, hubo que planificar una ruta que lo llevaría hacer una escala técnica en la Base de Bagram para repostar combustible. Estos vehículos y otro tipo de elementos hacían que la carga total pesará poco más de 94.000 kgs.

Al llegar a la escala técnica se observó que una de las cintas de sujeción del vehículo alojado más cercano a la cola, que era de los que pesaban 12 toneladas, estaba rota. Se desconocen las causas por las cuales no se reemplazo por una nueva, en buen estado. Según las conversación en cabina, los pilotos estaban al tanto de la situación y evaluaron intercambiar los lugares de la carga pero en ningún momento comentaron la posibilidad del cambio de la cinta.

El resto de la operación ocurrió sin novedades. El avión se encontraba dentro de los pesos máximos permitidos y las condiciones meteorológicas eran buenas. El problema fue cuando al momento de rotar y levantar vuelo, al menos uno de los vehículos se desprendió e impactó la mampara de presión trasera, provocando el destrozo de las líneas de dos de los cuatros sistemas hidráulicos que son las que permiten el manejo de las superficies de control (alerones, estabilizadores horizontales, el timón de cola, tren de aterrizaje, etc.) Esto dejó el avión prácticamente ingobernable. Además de romper la mampara, el vehículo suelto daño la zona donde se encontraban las cajas negras, razón por la cual al momento del despegue la grabadora de cabinas dejó de funcionar y 3 segundos más tarde pasó lo mismo con la grabadora de parámetros de vuelo. El avión se elevó unos buenos metros y finalmente, ante la falta de velocidad y posterior entrada en perdida terminó precipitándose a tierra. En internet hay un video, el cual no quise poner acá porque me parece un poco fuerte pero quien quiera verlo sepa que está, pero dudo mucho que no lo hayan visto aún.

Además se encontraron restos del avión a lo largo de toda la pista de aterrizaje desde el punto donde el avión rotó y levantó vuelo hasta donde finalmente cayó, lo que deja en claro que hubo daños mucho antes de estrellarse.

El informe de la NTSB además de otorgar novedades importantes confirmó lo que muchos sospechábamos: que la carga se había soltado provocando que el centro de gravedad del avión de corriera hacia atrás lo que provocó que el mismo se volviese muy difícil de controlar. Si a eso se le suma la perdida de dos de los cuatros sistemas hidráulicos, no había forma de que los pilotos pudiesen estabilizar el avión y salir de la situación.

Al parecer durante la investigación se descubrió que otra aerolínea había hecho un estudio que determinó que no era seguro transportar más de tres de este tipo de vehículos en un Boeing 747. Pero National Airlines, que era la primera vez que transportaba este tipo de carga, consultó a la Boeing quienes le dijeron que la operación sería totalmente segura. Hay rumores de que los familiares de las víctimas quieren demandar a Boeing y a la aerolínea por permitir cargar más vehículos que los recomendados por el estudio preliminar.

Si me permiten opinar, el accidente se debió a un problema totalmente ajeno a la capacidad estructural del avión, en cuyo caso si habría responsabilidad de Boeing (de hecho, ya había hecho el vuelo previo entre Camp Bastion y Bagram sin ningún problema ni novedad) Si se confirma que el desencadenante del accidente fue esa cinta de sujeción rota, posiblemente la responsabilidad debería caer en quien, o quienes, no ordenaron el cambio de la misma.

El informe final está anunciado para fines de este año. Habrá que esperar para tener la última palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s