Reporte de vuelo: A Bariloche por Aerolíneas Argentinas.

Desde que tengo uso de razón, en Argentina, al momento de organizar unas vacaciones en el país, siempre está la eterna e inagotable pregunta: ¿Mar o montaña? Por una cuestión de cercanía y comodidad siempre me incliné por la primera opción pero esta vez quería algo distinto, así que con mi novia terminamos inclinando con una de las ciudades más linda del sur argentino: Bariloche.

A decir verdad fue casi de casualidad que terminamos eligiendo este destino. Una noche de mayo del año pasado, andábamos con ganas de viajar pero nos era imposible en ese momento por cuestiones de trabajo y estudio así que al menos nos sacamos las ganas organizando las futuras vacaciones (a pesar de que todavía faltaban 8 meses) y así fue como terminamos en la página de Aerolíneas. En menos de 5 minutos, y sin mucho buscar, ya teníamos los pasajes emitidos. Nos terminaron costando $ 2.000 cada uno y si no recuerdo mal, fue el mejor precio que había en el momento. A eso le sumamos 3 cuotas sin interés y terminó siendo un buen negocio, más teniendo en cuenta que sería en plena temporada alta.

Después de tanto esperar llegó el tan ansiado día. El vuelo salía a las 7:35 de Aeroparque, por lo que había que estar más o menos a las 5:30 así que a las 4:30 ya estábamos arriba, desayunando algo liviano para hacer base y llegar tranquis al desayuno del avión, ya que comer algo en el aeropuerto no baja de $100 por persona por un café con 2 medialunas, un verdadero robo. El taxi nos pasó a buscar 5:10 de la mañana y 20 minutos más tarde ya estábamos entrando a la terminal. Como mi novia todavía es socia platino, beneficio que se le acaba en unos días, aprovechamos y nos mandamos por la fila preferente (como te voy a extrañar Sky Priority). El día anterior había querido hacer el web check in pero solo me daba 8 lugares disponible y todos en distintas filas, separados y, lo que era peor y casi inadmisible, sin ventanilla disponible. Así que sin que cunda el pánico en este AvGeek enfermito me la jugué a esperar al check in en el counter y pedir la salida de emergencia, la cual por suerte estaba desocupada aún y la empleada me la dio sin ningún problema.

En 5 minutos ya estaba chequeado así que había que hacer un poco de tiempo. Fui a saludar a mi amigo Daro, quien me pude dedicar unos minutos al estar tranquilo con el laburo y más o menos faltando unos 10 minutos para las 6 de la mañana nos fuimos a pasar por seguridad. Sería mi primera vez saliendo de Aeroparque desde el año 1993 por lo que quería disfrutar un rato de la vista y tenía ganas de saciar un poco la sed de sacar fotos.

Empezaba a amanecer en la ciudad.

El LV-BZA con el esquema de SkyTeam preparandose para su vuelo.

Ya hecho el push back rodando a cabecera.

Un aeropuerto sin ellos, no puede ser llamado aeropuerto 😛

Como no había mucho movimiento en la plataforma comercial saqué algunas fotos a la plataforma industrial y la ejecutiva del Aeroparque.

737-200 de American Falcon abandonado hace años.

MD de Andes esperando por su próximo vuelo.

El tiempo se pasó volando y cuando nos quisimos acordar, ya se hizo la hora de embarcar, puntualmente a las 7 de la mañana. En esta ocasión no tocó el LV-CBF, con 8 años encima y en Aerolíneas desde octubre del 2009, o sea que fue casi de los primeros 737NG en llegar y que aún conserva el antiguo livery de la empresa.

Como se puede ver en la fotos, el avión estaba en posición remota así que luego de pasar por la fila de Sky Priority, sorteando a todos los pagofacileros (vuelvo a repetir, como te voy a extrañar Sky Priority) bajamos a la zona donde se aborda el micro, el cual una vez completo cerró sus puertas y nos dio un muy buen tour por la plataforma. Lamentablemente me puse del lado incorrecto y todos los aviones estacionados quedaron del otro lado por lo que me quedé con ganas de sacar fotos.

Para mi asombro, y habiendo tenido experiencias traumáticas al respecto, cuando se abrieron las puertas del micro y la gente descendió, el embarque no fue tan caótico con todos agolpandose al pie de la escalerilla matandose por subir, más bien fue ordenado y cada uno respetando prioridades y cediendo lugares. Para destacar.

Nos recibió la TCP con muy buena onda y nos fuimos directo a nuestros asientos. Sería mi primera vez en salida de emergencia así que estaba ansioso por la nueva experiencia y la verdad que de ahora en más, y cada vez que pueda, la voy a pedir porque es un lujo: el espacio para las piernas en alguien que mide un poco más de 1,80 mts, como yo, es la gloria. Un buen dato a tener en cuenta: siempre que pregunten por la salida de emergencia, informense sobre si el avión tiene 1 o 2 salidas. Si es la primera opción, no hay drama pero si el avión cuenta con 2 salidas de emergencia pidan la segunda fila ya que la primera no se reclina por obvias cuestiones de seguridad y ustedes pueden ir de los más contentos pensando que viajarán cómodos pero pueden llevarse una gran desilusión.

Para alguien de poco más de 1,80 mts como yo, el espacio era excelente.

Teniendo en cuenta que dependíamos de los micros que traían a los pasajeros hasta la posición remota se puede decir que el embarque fue rápido. El avión no iba lleno en su totalidad pero luego de una vista rápida, diría que quedaban no más de 6 o 7 lugares libres lo cual es un buen factor de ocupación. A las 7:35, justo en horario, cerraron las puertas y ya estábamos listos para el pushback. La comisario de abordo nos dio la bienvenida abordo y enseguida hicieron las demostraciones de seguridad. Como estaba en la salida de emergencia tenía que leer una cartilla de seguridad especial, cosa que hice ni bien me senté, pero buen detalle que la TCP haya pasado recordándonos a quienes estábamos sentados en esa fila que debíamos hacerlo.

Encendimos motores rápidamente y al toque ya estábamos rodando a la cabecera activa, la 31, no sin antes pasar a saludar a un grupo de personas muy importantes para la seguridad aérea:

El rodaje fue rápido y en camino pude a ver al Fokker T-03 que integra la Flota Presidencial.

Teníamos turno 1 para el despegue así que a las 7:47 de la mañana el piloto al mando aplicó potencia y le dio vida a los CFM56 (tremendo lo que empujan) y tras una corta carrera de despegue ya estábamos en el aire. Por supuesto que hay video del despegue.

Ocupada cabecera 31 ya listos para despegar.

¡Pero también hubo foto desde tierra! ¡Gracias Claudio!

El ascenso fue increíble y, sin haber tenido un reloj encima y hablando en cuanto a sensaciones, diría que a los 3 minutos, 4 como mucho, ya estábamos cruzando los 10.000 pies, lo que indicaba que la tasa de ascenso había sido de 3.000 pies/minuto, casi emulando a la gloriosa época del MD.

Inteligentemente había elegido el lado derecho del avión para tener esta excelente vista de la ciudad de Buenos Aires luego del despegue.

En esta foto se puede apreciar, la estación de Retiro, la Torre de los Ingleses, la Casa Rosada, la estación de Once y la traza del tren Sarmiento.

Y en esta se distingue la Autopista 25 de Mayo, el Parque de la Ciudad y el autódromo.

La Torre Espacial del Parque de la Ciudad.

La traza de la General Paz que sirve de límite entre la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

Obviamente también hubo fotos aéreas para los #AvGeeks.

El Aeroparque Jorge Newbery recién cruzados los 10.000 pies.

El aeropuerto de Ezeiza.

La I Brigada Aérea de El Palomar con su plataforma ocupada por 5 707.

A los 40 minutos aproximadamente pasando sirviendo el desayuno y entregando la caracteristica cajita con las galletitas.

El vuelo transcurrió sin inconvenientes y el día se prestaba para las fotos (lastima la ventanilla un poco sucia)

A las 9:20, poco más después de hora y media de vuelo empezó el descenso hacia Bariloche. El terreno característico de esta parte del sur argentino ya empezaba a mostrarse.

Ya establecidos en final.

Exactamente 25 minutos después aterrizamos por la pista 29. El frenaje fue un poco fuerte ya que como la calle de rodaje que lleva a la plataforma está ubicada antes del final de la pista, para evitar ir hasta ahí y volver (con el consecuente consumo de combustible que ello conlleva)

Y el video del aterrizaje. Observen en el minuto 1:29 como se distingue la pista de aterrizaje instantes previos a virar para establecernos en final.

Rodando a plataforma pudimos ver este BAE 125 que por el título pertenece a una empresa de emergencias pero que tiene matrícula norteamericana y usualmente opera en el extranjero. Interesante saber desde hace cuanto está en Argentina.

Al llegar a nuestra posición esperamos un rato y enseguida estábamos iniciando el desembarco. Como suelo hacer, deje bajar a todos y al ser el último me sería más fácil consultar si podría pasar a sacar fotos a la cabina. Justo cuando me estaba acercando salía el comandante Claudio Gerbai, quien muy amablemente me dejo sacar estas fotos.

Me despedí de la tripulación, quienes habían sido muy amables a lo largo de todo el vuelo y nos fuimos a buscar las valijas, no sin antes retratar al LV-CBF desde la terminal del aeropuerto.

Las valijas llegaron enseguida, las pasamos por el scanner del Senasa por el tema bromatológico y ya estábamos camino a buscar un remis para irnos al hotel. Contentos de estar nuevamente en Bariloche.

Proximamente publicaré posts con las distintas actividades que hicimos en el sur (más que nada comer) y obviamente habrá reporte del vuelo de vuelta…

Anuncios

10 Respuestas a “Reporte de vuelo: A Bariloche por Aerolíneas Argentinas.

    • Gracias Die.
      Si, de manual podes hacer ese climb, y hasta por ahí más aún, pero íbamos llenos de pax y calculo que llevábamos algo de combustible. Por eso mi asombro.

  1. Hola Fernando. Soy Mariano. Muy bueno tu reporte. Las fotos son un diez! Te queria hacer un comentario. La posicion en la que se encontraba el BF en AEP, no es la remota, sino la 30. O vos te referis a remota porque no tiene manga? Trabajo en AR en la plataforma comercial, y las llamadas posiciones remotas estan en frente, cerquita de los hangares, Nros 42 a 48. Buenisimo el blog. Saludos!

    • Hola Mariano.
      Si, se que las posiciones de la plataforma de AEP están numeradas. Yo me refería a “remota” por tener que abordar el avión por escalera y no por manga. Perdón si hubo un malentendido. De todos modos te agradezco por la info.
      Me alegro que te haya gustado el blog!
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s