Visitando los hangares de Aerolíneas Argentinas.

Luego de la visita al CeFePra y la buena repercusión que tuvo el post que le dediqué al respecto, era hora de ir un paso más allá y poder conocer los hangares de Aerolíneas Argentinas.

Mientras lo recorríamos había escuchado a uno de los ingenieros, decir que a ciertas escuelas técnicas y alumnos de universidades que hicieran alguna carrera relacionada a la aviación se les permitía hacer visitas guiadas, se me ocurrió comunicarme con la empresa y preguntar si les interesaba que hiciera algo similar a lo que ya había hecho. A los pocos días se comunican conmigo y me confirmaron para la visita que se llevaría a cabo el miércoles 26 de noviembre con alumnos de la carrera de Ingeniería Aeronáutica de la Universidad de La Plata.

Ess día, llegué un ratito antes a la zona de los hangares y esperé a que llegaran el resto de los asistentes y nos dispusimos a pasar por el control de la PSA, donde cada uno debía dar su nombre y número de documento para constatar que estuviese en la lista. Luego de eso nos esperaban un grupo de ingenieros de la empresa, quienes serían nuestros guías a lo largo del tour. Nos informaron que solo sería posible sacar fotos en la zona de donde están los aviones, no a los talleres u otras instalaciones, así que desde ahora pido disculpas por no poder mostrarlos. Además solo dejaban sacar fotos con el celular, así que les pido disculpas por la calidad.

Empezamos por una zona un tanto mítica de Aerolíneas y que se encuentra en pleno proceso de remodelación a completamente nuevo: el taller de motores. Durante años, este departamento fue uno de los grandes orgullos de la empresa y era el lugar donde se inspeccionaban todo tipo de motor que hubiera en las flotas: por allí pasaron los radiales de los DC-3, DC-4 y DC-6 así como los reactores de los 707, 727, 737 y 747. Yo ya había oído de este taller y tenía muchas ganas de conocerlo, lamentablemente llegué tarde. Una vez concluido, en el mismo se atenderán los motores de los Embraers 190, los Boeing 737 y los Airbus A330 y A340 con los que opera actualmente Austral y Aerolíneas.

De allí, nos dirigimos a la zona donde provisoriamente están todas las maquinarias del taller de motores. Allí nos dieron una muy interesante charla sobre el desarmado, mantenimiento y rearmado de motores. Nos mostraron el alabe del compresor de un motor de A340 (¡gigante era!) y nos contaban las sencillez con que hoy se hace mantenimiento o como la tecnología permitió detectar una falla, aislar y repararla sin necesidad de desarmar el motor en forma completa, como se solía hacer antes. Además, y ante la pregunta de uno de los concurrentes de por qué estaba todo tapado como si estuviese guardado, nos contaron que esas eran las maquinas con que hacían mantenimiento a los motores de los MD y que a pesar de que la empresa ya los había desprogramado de servicio, las mismas aún estaban ahí porque posiblemente se brindará servicio de reparaciones a empresa extranjeras, lo que traería un beneficio económico a la empresa.

Luego de la interesante charla, fue el turno del, para mi, momento más esperado de la visita: estar al lado de un avión. En esta oportunidad el que se encontraba en inspección diaria un A330, el LV-FNL más precisamente, así que era el momento en que teníamos vía libre para recorrer el lugar (siempre bajo la atenta mirada los guías) y poder sacar las fotos que quisiéramos.

Imponente el PW!

La bahía del tren de aterrizaje principal.

El motor visto desde atrás con, lo que supongo son, los alabes de las turbinas.

Además era posible subir si uno quería, recorrer la cabina de pasajeros, tanto turista como la de business. Allí conocimos a una chica mecánica que estaba encargada de la parte de interiores y nos contaba que cada vez que llega un avión al hangar, ellos se encargan de que cada una de las luces y botones de llamadas funcionen correctamente, al igual que las pantallas individuales y sus controles remotos. Luego, también podíamos pasar a la de vuelo donde se permitía sentarse y tomar fotos también (¡obvio que me senté del lado del capitán!)

Primero desde el asiento del observador.

Y luego, desde el mejor asiento de todo el avión.

Vista del ala mientas descendía. Se observa otra A330 en la plataforma.

De repente empezó a haber un gran movimiento de mecánicos, me animaría a decir unos 20 como mínimo, que empezaron a preparar todo para remolcar el avión hacia la terminal C, ya que estaba programado para volar a Bogotá en unas horas.

Acá está el video cuando lo remolcaban. No se logra escuchar mucho pero el sonido del APU es realmente ensordecedor en un lugar cerrado.

Cuando quedó vacío el hangar aproveché para sacar esta panorámica.

Después volvimos a la parte de los talleres, en donde recorrimos y nos dieron una charla en el de inspecciones no destructivas, que es donde analizan distintas partes del avión en busca de fisuras o rajaduras que deban ser reparadas. Nos contaban que para ello utilizan 2 tipos de inspecciones: mediante rayos X o exámenes con líquidos penetrantes, que básicamente es sumergir las piezas a examinar en líquidos especiales por una determinada cantidad de tiempo, luego enjuagarlas, secarlas y finalmente, con la ayuda de lámparas de luz ultravioletas, buscar posibles fisuras o rajaduras.

En el camino al taller de materiales compuestos pudimos ver el último de los 737-800 incorporados, el LV-FUC, cuyas fotos ya puse en este post.

La visita al taller de materiales compuestos estuvo muy interesante porque personalmente me sirvió para aprender algunas cosas que desconocía, ciertas partes del avión que pensé que estaban fabricadas de aluminio u otro tipo de metal pero que en realidad son de fibra de carbono o fibra de vidrio, como los rudder de los timones de cola o los flaps.

Algunas de las cosas interesantes que saqué de la charla son estas:

  • Si X reparación se hace con una espuma fabricada por la mezcla de distintos materiales, la misma no puede exceder una determinada superficie de tantos metros cuadrados especificada por el fabricante.
  • Si por el contrario, se repara con fibra de vidrio o de carbono, y siguiendo los manuales, la superficie a reparar puede ser ilimitada.
  • Toda aquella reparación que requiera hasta una cierta cantidad de pulgadas de presión, pueden hacerse en los talleres, usando las líneas de vacío instaladas. Para piezas que requieran una mayor presión, por lo que deba hacerse en un autoclave, por ejemplo los reversores de los motores, esas piezas se mandan al exterior ya que el flujo de trabajo con autoclaves es muy bajo, lo que no justifica una inversión tan cara.

Allí nos contaron una reparación interesante en el que estaba trabajando: hace un tiempo un 737 tuvo un incidente con un camión de catering que lo chocó en la zona trasera y casi que le destrozó el cono de cola. Contaban que comprar uno nuevo costaba unos 180.000 dólares y que sino podrían fabricarlo ellos mismo con fibra de carbono, cuyo costo solo sería el del rollo de la fibra, unos 5.000 dólares. Obviamente se inclinaron por la segunda opción y nosotros pudimos ver como estaban trabajando en él (maldije no poder sacar fotos). El proceso llevaba sus buenos meses de trabajo ya que hubo que armar el molde y a partir de ahí empezar a trabajar. Pero bueno, es un buen ejemplo del trabajo que se hace en la empresa y que realmente no se ve. Esta es la razón por la cual yo quería hacer esta visita.

La última parada de la visita fue en hangar 2 que es el que se utiliza para hacer los chequeos mayores a los 737 (ya en este post hablé sobre los distintos chequeos a los que se someten a los aviones durante su vida útil). En esta oportunidad había 2 aviones: un serie -700, el LV-CBS, y un -800, el LV-CXS. El primero se encontraba en un chequeo C4 y el segundo estaba siendo chequeado por primero vez, por lo que era un C1.

A pesar de ser igual de interesante que la visita al hangar 4, esta tuvo un plus ya que nos fue posible ver un avión “destripado” y nos permitió ver cosas que de otra manera nos sería imposible ver: las bodegas de carga, el ala desarmada casi por completo, un APU removido o, lo mejor de todo, el compartimento donde va alojado el motor completamente vacío.

Si no me equivoco de acá se toma el aire del motor para los pacos de aire acondicionado.

El ala completamente desarmada.

Sistema que maneja el funcionamiento de los flaps.

Tren de aterrizaje (a ver si le cambiaste la rueda muchachos, que está lisita lisita 😛 )

La bahía del tren de aterrizaje del 737.

Bodega delantera y bahía electronica.

Devuélvan el APU!

El resto de la visita seguía en el CeFePra, así que desistí de hacerla por segunda vez por lo que consideré terminada mi visita.

No quedan más que palabras de agradecimiento para el personal de Aerolíneas Argentinas, por su predisposición y buena onda. Vuelvo a repetir, personalmente fue una excelente experiencia que me permitió conocer otra cara de la empresa y de la aviación, como es la del mantenimiento, que no es de muy fácil acceso. Aerolíneas siempre fue un orgullo en materia de mantenimiento de sus aeronaves en la región y un ejemplo a seguir por varias aerolíneas del mundo y ver que se sigue por esa senda es una gran satisfacción.

 

Anuncios

16 Respuestas a “Visitando los hangares de Aerolíneas Argentinas.

  1. Buenas Fer. Muy bueno el post. Un poco de envidia sana (o no) por este lado.- Feliz de ver al CBS volando nuevamente, pensé antes de leer detalladamente que había tenido algún problema mayor (ver la foto del ala sin el motor es un poco chocante, jeje) : http://www.flightradar24.com/data/airplanes/lv-cbs/

    A pesar de tener muchos vuelos en 737-200 y un par en los -500 de AR, recién la semana que viene va a ser mi primera (y por ahora única) experiencia en un 737NG al hacer MDZ-AEP (a la vuelta me toca un Embraer) Gracias por compartir!

    • Me alegro que te haya gustado.
      Y tranqui que el pobe CBS solo estaba en una inspección programada jejeje.
      Saludos y exitos en tu primera experiencia en el -700!

  2. Excelente post !

    Si sos tan amable, me enviarías por correo con quien te contactas de AR para la visita ? Soy piloto y miembro de la Comisión Directiva de Ad. Matanza y quisiera ver si podemos organizar una para la gente del club.

    Gracias y excelente blog 😀

    • Hola!
      Déjame que por una cuestión de privacidad le consulte a la persona y si me da el ok con mucho gusto te facilito el contacto, si?
      Así que estás en la comisión del CUA? Mi tío fue tesorero hace muchísimos años ahí, y mi primo voló ahí hasta no hace muchos años.
      Saludos y me alegro que te haya gustado el blog!

    • Jejeje gracias querido!
      Es una buena experiencia, lastima que por ahora no esté abierta al público como la del CeFePra, pero bueno capaz pronto implementen algo por el estilo y mucha más gente pueda llegar a conocer una parte tan fascinante de la empresa.
      Abrazo!

    • Gracias Alvaro!
      Mira, tene en cuenta que este visita la hice en noviembre del año pasado, un par de meses pasaron ya y en este tiempo el avance fue bastante notorio.
      Supuestamente estaría terminado para fin de año per hay que ver si llegan. Cuando pasas por la Autopista camino al aeropuerto se ven que las columnas ya están colocadas. Veremos como siguen.
      Saludos.

  3. Muy interessante post Ferarriola, nos damos cuenta de la importancia de mantenimiento y el trabajo que se requiere! Donde hacen eso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s