Reporte de vuelo: volviendo de Bariloche.

Luego de 2 muy buenas semanas en Bariloche y Villa La Angostura era hora de volver a la rutina, una de las cosas más difíciles y feas de las vacaciones. El vuelo salía a las 18:25 hs pero como venía en micro desde la Villa y el horario que me servía llegaba a las 14:30 a la terminal de Bariloche, desistí de ir a pasear pro la ciudad con las valijas y de ahí tomé un taxi derecho al aeropuerto, así que a las 15 hs ya estaba ahí.

El día anterior ya había hecho el web check in y elegido los asientos 23 A y B así que fuimos a entregar las valijas y retirar los boarding pass. Al momento en que llegamos no había nadie en los mostradores de Aerolíneas así que esta vez no fue necesario usar la fila de Sky Priority. Mientras nos chequeaban los documentos, el chico le ofrece a mi novia si quería postularse para el upgrade a Club Economy ya que, como ya comenté, ella es socia Platino. Quedaron en que llamarían en un rato. Menos de 5 minutos después ya estábamos sentados en el gran salón que tiene el aeropuerto de Bariloche, listos para comer algo y spottear el poco movimiento que había.

No habíamos almorzado aún así que mi novia se pidió un sandwich de milanesa, yo una hamburguesa completa y una porción de papas para compartir. Además pedimos una gaseosa cada uno y terminamos pagando 210 pesos, cosa totalmente imposible si estuviese en Aeroparque donde un cafe con leche con 2 medialunas rellenas cuestan $100. No siempre en el interior las cosas son más caras.

El LV-CBG haciendo push back para iniciar su vuelo a Buenos Aires.

Mientras almorzábamos aparecieron 4 Air Tractor, esos que se utilizaron para combatir los reciente incendios que hubo en el sur.

En las fotos se ven 3 aviones, había un cuarto estacionado en otra parte de la plataforma, el cual puede verse en el video del despegue que está a continuación. Los pilotos se sentaron en una mesa contigua a la mia y pude escuchar como estaban planificando el vuelo que tenía como destino final alguna ciudad de Chile así que iban a hacer el cruce de la cordillera. Luego de unos 40 minutos despegaban.

Cuando hice el check in pregunté por el estado del vuelo para confirmar que estuviera en horario, a lo que recibí una respuesta afirmativa. Como enfermito que soy, ese día, al despertarme, chequee en la pagina de AA200 que avión me tocaba (tenía estipulado un 737-800 y no quería enterarme que lo habían cambiado). El vuelo que me tocaba hacía la ruta Ezeiza-Bariloche-Calafate-Bariloche-Ezeiza (subiendo yo en el cuarto y último tramo) y tenía horario de salida a las 10 de la mañana. Una pequeña demora en cualquiera de las escalas alteraría mi horario así que se me ocurrió fijarme en FlightRadar24 si estaba todo bien. Casi se me viene el mundo abajo: la salida desde Ezeiza aparecía demorada para las 12:20, lo que inevitablemente generaría una efecto cadena. Sin desesperar, consulté la página de AA2000 en las salidas y aparecía como que había despegado a horario. Me volvió el alma al cuerpo y me sirvió para, de ahora en más, permitirme dudar un poco de FlightRadar.

Volviendo al vuelo en eso, más o menos faltando una hora para el embarque llamaron a mi novia para pasarla a Club Economy pero como los asientos en los 737-800 son iguales entre cabinas (solo cambia el servicio) decidió quedarse con su asiento original y así viajar juntos. (EDITADO: gracias al lector que me corrigió y me dijo que solo este avión y el LV-FQB tienen una configuración “all economy” ya que aún conservan la que tenían cuando volaban para su antigua aerolínea)

Unos 50 minutos antes de la hora de despegue, llegó nuestro avión desde El Calafate. En esta oportunidad nos tocó el LV-FQC, un ex Air Berlín, con 4 años de antigüedad e incorporado a fines del 2013 a Aerolíneas. Así rodaba hasta la manga.

Al igual que volviendo de Mendoza, recién pasamos a la zona de embarque cuando llamaron nuestro vuelo y la zona de seguridad estaba que explotaba ya que se ve que los agente de la PSA no tenían muchas ganas de trabajar.

Pregunta para el craneo que maneja las operaciones del aeropuerto: hubo un espacio de tiempo de una hora en que no hubo un solo vuelo y de repente tenes 3 juntos que te hacen colapsar la frágil infraestructura con la que contas. Podrían planificar un poco mejor, ¿no?

Terminamos de pasar seguridad y enseguida llamaron a embarcar el vuelo (obvio que los pagofacileros ya estaban haciendo de las suyas) y como teníamos prioridad por ser platinos fuimos literalmente los primeros en subir habiendo sido casi los últimos en pasar a la sala. In your face pagofacileros.

Cuando llegamos al avión una de las TCP nos miró con cara de “¿ya están embarcando?” pero enseguida nos da la bienvenida, caminamos el largo pasillo del 737-800 y llegamos a nuestros asientos. Así se veía la cabina.

Lo que noté enseguida fue que los asientos eran marca Recaro y son lo que están siendo tendencia últimamente por ser bastante delgados permitiendo ubicar una mayor cantidad de pasajeros. No había leído en ningún lado respecto a que ciertos aviones de Aerolíneas los tenían, así que fue una buena sorpresa porque desde hace tiempo había querido probarlos y la verdad que resultaron ser bastante cómodos, por lo menos para un vuelo de poco menos de 2 horas.

La plataforma del aeropuerto se veía así con el A320 de Lan, obviamente sin manga, a pesar de haber llegado antes que el otro 737 de aerolíneas.

Con una puntualidad que los ingleses no tendrían nada que envidiar, cerraron las puertas 7 minutos antes de la hora estipulada de partida. Hicimos push back, encendido de motores y rápido rodaje a la cabecera 29 para ser los primeros en despegar, exactamente a las 18:27 hs, 2 minutos después del horario. Excelente en ese sentido Aerolíneas y en momentos en que tanto se le critica el tema de la puntualidad es justo reconocer las cosas cuando salen bien.

La terminal vista desde el avión.

¡Obviamente que hubo video del despegue!

Les pido disculpas pero el boludo del camarografo tenía apoyado el celular en el vidrio y no se dio cuenta que las vibraciones del avión se transmitían al dispositivo, por eso se ve como si tuviera Parkinson. No volverá a ocurrir 😛

Luego de despegados mantuvimos rumbo de pista unos minutos, lo que nos permitió ver la ciudad de Bariloche y luego empezamos a virar hacia la derecha para poner rumbo noreste hacia Buenos Aires.

Las paisajes del sur vistos desde arriba son hermosos:

A la media hora las TCP empezaron a preparar todo para el servicio de abordo compuesto por la cajita final, con las galletitas de frutos rojos de Balcarce, otra de limón y unas saladas de ciboulette que estaban muy muy buenas. Para tomar, pedí un café y la TCP me pregunto si quería algo más así que también pedí una coca.

Como buen negociador que soy, intercambie con mi compañera de asiento sus galletitas saladas por la mía de limón. Creo que ambos salimos ganado.

Entrando a la provincia de Buenos Aires se empezó a ver una gran nubosidad, que nos acompaño hasta que aterrizamos en Ezeiza.

¡Que lindo que es volar sobre algodones!

Más o menos a la hora y 15 minutos de haber despegado, empezamos el descenso hacia la pista 11 del aeropuerto de Ezeiza, a donde aterrizamos más o menos 20 minutos después, luego de atravesar la nubosidad y disfrutar un poco más de la vista.

Aterrizamos 3 minutos después de las 20 hs, unos 15 minutos antes del itinerario, liberamos la pista 11 por las 35 y de ahí rodamos hacia la terminal donde nos tocaba manga para desembarcar, justo al lado del LV-FPV, el A340 de Aerolíneas con los colores de SkyTeam

Y del otro lado, el 767 de Delta preparándose para ir a Atlanta.

Descendimos pero en lugar de llegar hasta la terminal, nos hicieron bajar en una escalera que hay justo antes del puente que cruza hacia la terminal. Allí tuvimos que esperar un micro que nos llevará hasta la zona de vuelos nacional donde estaban las cintas para recoger el equipaje. Como no tenía nada mejor que hacer me puse a sacar algunas fotos desde esa privilegiada posición.

Calle interna de la plataforma por donde circulan los vehículos del aeropuerto

El LV-FPV desde otro ángulo.

Las valijas tardaron un poco en llegar y a pesar de tener la etiqueta de prioridad llegaron primeras pero en la segunda tanda, se ve que las descargaron enseguida pero venían en otro carro. Menos de 30 minutos de haber llegado, ya estaba en el auto camino a casa. Realmente rápida la salida.

En términos generales, el vuelo fue muy bueno en todo sentido. Por suerte, volví a tener otra buena experiencia con Aerolíneas, y espero que sigamos con esta racha en los próximos vuelos. Fue mi primera vez en un 737-800, avión al que le tenía ganas desde hace un tiempo. Por ahora no hay vuelos en planificados, pero vieron como es esto, cuando menos te lo esperas ya tenes uno planeado. Espero que no pase mucho tiempo. Este post lo tenía en borrador desde hace un buen tiempo y en el medio salió un vuelo a Salta para el fin de semana que viene. Habrá reportes al respecto, obviamente…

Anuncios

12 Respuestas a “Reporte de vuelo: volviendo de Bariloche.

  1. Genial el reporte fer!!!! como me gustan los NG!!!
    Si hay algo hermoso en este pais es bariloche, aterrizar, manejar, caminar, es todo bello, pero verlo desde el aire mejor aun!!!

    sigo insistiendo….como no alquilaste auto????

    abrazo!

  2. Muy bueno e interesante reporte de vuelo. Solo a modo de aclaración, solo los FQC y FQB disponen de configuración “all economy”, dado que asi los habia configurado AirBerlin.

  3. Pingback: Reporte del vuelo de AEP a la tierra del buen vino. | De viaje a disney·

  4. Pingback: De viaje a Disney | Reporte del vuelo de AEP a la tierra del buen vino.·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s